Alcalde de Coquimbo inicia construcción de viviendas de emergencia en zona de riesgo de tsunami

0
11

12La señora Myriam Espinoza, que vive en el barrio Baquedano de Coquimbo, lleva más de nueve meses durmiendo con su familia en dos pequeñas carpas que instaló al interior de la casa que arrienda. Esto porque el tsunami del 16 de septiembre del año pasado dejó el inmueble inhabitable.
Esta situación que se repite en distintas familias  del barrio, llevó al alcalde Cristian Galleguillos a tomar la determinación de instalar viviendas de emergencias, en esos terrenos, a pesar que se encuentran en una zona de riesgo de inundabilidad, asumiendo personalmente la responsabilidad que significa esa decisión, que va en contra de lo establecido por las autoridades del Gobierno Central.
“No hemos logrado obtener la autorización para instalar las casas de emergencia acá en el sector Baquedano, en un sitio inundable, que está bajo la Cota 30. Eso ha requerido mucha tramitación y burocracia”, explicó el alcalde.
Sostuvo que en la última reunión que tuvieron en La Moneda con el subsecretario del Interior Mahmud Aleuy, la autoridad nacional le endosó la responsabilidad para la instalación de las casas en una zona de riesgo, que cuando ocurrió el tsunami fue barrido por las olas de mar.
“Yo inmediatamente le dije que me hacía responsable y por el bienestar de nuestros vecinos hemos procedido inmediatamente a instalar las viviendas”.
Myriam Espinoza, agradeció el gesto del alcalde y dijo que “por una parte es bueno, pero igual él se está arriesgando harto, a que pase cualquier cosa igual”.
Ella vive con nieta y su hijo que padece una hernia a la columna, que le impide trabajar, “desde hace tres meses que no tengo luz y me cuesta conseguir dinero para comer, porque gano $150 mil y tengo que pagar un arriendo de $50 mil, con el resto compro gas y todo lo que necesito para vivir”.
En total se van a instalar 27 viviendas provisorias en el sector de Baquedano, que cuentan con un sistema de aislación de humedad y además una caseta sanitaria con todo lo necesario, incluido ducha,  inodoro y lavamanos.
La construcción de estas casas de emergencias tardará menos de una semana y el alcalde Galleguillos, ordenó que fuera personal de la municipalidad que procediera a la demolición de las casas que tienen el decreto correspondiente. Esto porque no ha logrado que la Subsecretaría de Desarrollo Regional, libere los recursos para financiar dichas tareas.
Galleguillos insistió que “Coquimbo se cansó de esperar los permisos del Gobierno para la instalación de las viviendas y por lo tanto a partir de hoy se inicia la instalación de estas viviendas de emergencia, que son viviendas provisorias. Estamos trabajando por la solución definitiva con el ministerio de Vivienda y Urbanismo, pero lo que son las viviendas de emergencia mejorada, que nosotros tenemos en nuestras bodegas las vamos a instalar en su totalidad”.
Respecto de la responsabilidad que asume el alcalde de levantar estas viviendas de emergencia en una zona que ya está demostrado que es peligroso ante un tsunami, el alcalde de Coquimbo sostuvo que “es un riesgo que asume, lo que significa tomar esta decisión, pero lo hacemos por nuestros vecinos. Estamos trabajando en las medidas de mitigación, hay un plan de evacuación que con nuestra dirección civil de Protección y Emergencias lo hemos perfeccionado en relación a lo que teníamos”.
La autoridad comunal recordó que en el maremoto de septiembre del año pasado, se evacuaron 40 mil personas, lo que salvó muchas vidas y esperamos que en el futuro ante alguna catástrofe podamos mejorar el actual plan de evacuación, que ya fue entregado al Gobierno.
En su calidad de presidente de la Asociación de Municipios, Galleguillos manifestó que se hizo una solicitud de recursos para las 15 comunas de la región, en relación a financiamiento de materiales de construcción y viviendas que faltan. Así como horas de máquinas para la demolición, así como de cajas de alimento, en donde el terremoto se sumó a las secuelas de la sequía que todavía están presentes.

Además el edil planteó que espera que durante esta semana el subsecretario Aleuy se haga presente en la zona, “para que vea con sus propios ojos la realidad y de solución al financiamiento que aún se requiere en la región para cerrar la etapa de emergencia y avanzar a paso firme en la reconstrucción”.
Consultado se había alguna posibilidad de instalar las viviendas en una zona segura, Galleguillos dijo que “es una alternativa que se barajó en un comienzo, pero se desestimó pensando en la reconstrucción definitiva, porque hay mucho vecinos que no se quieren ir del sector, por eso hay un plan de construciòn con mitigaciòn de riesgo, lo que va a requerir un tiempo.
“Más que construir un barrio periférico, con las malas experiencias que existen en el resto de Chile, lo que esperamos es reconstruir Baquedano con condiciones de seguridad, con mitigación de riesgo, con el muro verteolas, con el Parque Inundable en el Culebrón y con esta construcción en donde los primeros niveles sean inundables y que desde el tercer nivel hacia arriba sean habitacionales”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre