Armada rescata a tres pescadores que zozobraron frente a la costa entre La Herradura y Lagunillas

0
28

portada«Escuchamos el motor de la  una lancha y ahí nos volvió el alma al cuerpo»,  así con la voz entrecortada por la  emoción, tras su rescate a cargo del  personal de la Gobernación Marítima de Coquimbo, el tripulante Jorge García Tabilo, de la embarcación Tauro Mar 4,     recordó el accidente que provocó que  su  nave  zozobrara, en la madrugada de  ayer , frente  a  la costa entre Lagunillas y La Herradura, situación que  causó que cayeran al mar junto al patrón de la embarcación, Daniel Henríquez Prieto, 41 y  su compañero de faenas José Tapia Correa, 26, quienes también fueron evacuados por  los efectivos de la Armada.

 Fue el mismo patrón quien tras  el volcamiento  de su nave llamó  con un teléfono celular a las 4:58 al fono 137 solicitando auxilio a la autoridad marítima.

Una vez que fue recibida  la llamada  y a pesar que sufrió un corte abrupto,  los encargados de comunicaciones  y los efectivos de guardia de la Gobernación Marítima, lograron  definir que la embarcación zozobrada dedicada a extraer jibia, era la Tauro Mar 4 que había salido sin permiso de zarpe, el jueves a las 19.00 desde  el  puerto pesquero artesanal de Coquimbo de avenida Costanera.

Seguidamente logró tomarse  contacto con su armador, quien confirmó que  el navío  estaba en faenas a la altura de la bahía de  La Herradura.

Es así que fue dispuesto  un operativo de rebúsqueda en el área entre Punta Saliente y Guanaqueros, con la lancha LPM Arcángel y la Lancha de Servicio General, LSG Coquimbo, mientras que, en coordinación con la fiscalía, la empresa de telefonía celular entregó la coordenada desde la que fue hecha la llamada de auxilio.

Gracias a esta precisión y a la labor profesional de las tripulaciones de ambas naves de la Armada,  a las 11:05,  a  15 millas al weste Las Tacas, fueron ubicados  los náufragos, quienes estaban aferrados a  su lancha  volcada la que afortunadamente quedó a flote.

Los tres rescatados abordaron la LSG Coquimbo, en que un enfermero naval les presto los primeros auxilio diagnosticándoseles erosiones en las extremidades e hipotermia.

A su llegada al puerto local, previo a ser derivados en ambulancia del SAMU al hospital San Pablo, Jorge García con emoción declaró, «fue un momento muy  difícil, yo los acompañé porque faltaba uno y fui como no tenía trabajo. Se me pasaron muchas cosas por la cabeza y  cuando salimos  el mar estaba bueno, pero después salió una brisa del norte y ahí comenzó a levantar la mar y nos entro el agua y ahí se fue hundiendo, estoy agradecido de la Armada, no venia nadie cuando mirábamos, pero al rato escuchamos el motor de una  lancha y ahí nos volvió el alma al cuerpo cuando llego al armada».

 Su compañero José, quien presentaba lesiones en sus pies, también agradeció a sus rescatistas recordando el difícil trance del que salió, «estábamos congelándonos, estuvimos como siete horas  así, muy complicados, pero gracias a ellos nos salvamos».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre