Bajo nivel de cloro en el agua potable sería origen de la masiva intoxicación en Ovalle

0
6

ACTUALIDAD 10– «De acuerdo a nuestros informes, esa tarde (3 de septiembre), el agua que estaba siendo distribuida y consumida por los ovallinos no tenía cloro», dijo el Seremi de Salud Osvaldo Iribarren.

– Esa situación  habría facilitado la transmisión del norovirus que afectó a la comuna de Ovalle.

El titular regional de Salud señaló que el primer día de presentado los casos, se realizaron diversos estudios al agua en varios puntos de la comuna, arrojando, en varias de ellas, nulos niveles de cloro.

Sin embargo, y tras la instrucción de la autoridad sanitaria, nuevas muestras indicaron que el nivel de cloración iba aumentando conforme pasaban los días.

«El nivel de cloro que hay hoy día es suficiente para dar cuenta de toda la carga microbiana. Y en consecuencia, lo que acá ocurrió fue que 24, 36 y 48 horas antes del brote del día 3 de septiembre, hubo una caída en el nivel de cloro y una contaminación por norovirus que circulaba por el caudal del río Limarí y se produce la captación de las aguas para el consumo. Esa es la razón por la que iniciamos un sumario sanitario a la empresa sanitaria».

En este sentido, el Intendente Juan Manuel Fuenzalida dijo que tras los resultados de los estudios del Instituto de Salud Pública, el agua está en buenas condiciones de ser consumida, pero, agregó, de todas maneras hay que tomar las medidas higiénicas respectivas para evitar los contagios.

«El resultado final es bastante positivo en la forma que se trabajó y creo que se reaccionó bien frente a una situación compleja que en otras regiones no tuvo buenos resultados. Todo está dicho y hay que mantener las medidas de autocuidado higiénicos y tomar los cuidados especiales a los que siempre hemos llamado», dijo Fuenzalida.

Las autoridades señalaron que los resultados del sumario sanitario estarían durante los próximos días y que pondrán los antecedentes a disposición del Ministerio Público en atención al artículo 315 del Código Penal. Mientras que la Superintendencia de Servicios Sanitarios realiza una investigación paralela para detectar eventuales responsabilidades de la empresa sanitaria.

El Instituto de Salud Pública ratificó ayer que la red de agua potable está libre del norovirus, determinando con absoluta claridad la presencia del virus en un pozo (agua cruda sin potabilizar) y agua de riego, es decir, fuera de las operaciones de la sanitaria.

“Con este dato, que indica sin duda la infección del río, no tiene sentido limitar la potencial causa del contagio a la única fuente de agua que recibe un tratamiento de potabilización entre el punto contaminado y el consumidor final. Sin duda, es evidente la existencia de otros focos de infección y no son la red de distribución de agua potable”, dijo el gerente Ricardo Lalanne.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre