Boliviano “burrero” capturado con ovoides con $ 40 millones en cocaína líquida

0
131

Un ciudadano boliviano, que transportaba en el organismo ovoides con cocaína líquida, sustancia de difícil detección al estar diluída, y que aguardaba por un bus en el terminal de avenida Amunátegui con El Santo, de La Serena, fue visto por Carabineros cometiendo desórdenes en ese recinto.

Por ese motivo, el extranjero “burrero”, como son llamados en la jerga delictual los individuos contratados por un traficante para transportar droga en su cuerpo, fue sometido a control de identidad, y accedió de forma voluntaria a ser sometido a un examen con rayos X en el hospital San Juan de Dios.

Los exámenes revelaron, tras una exhaustiva revisión, que el boliviano, que había ingresado al país con identidad falsa por el paso habilitado de Colchane, de la región de Tarapacá, mantenía ovoides con droga en el sistema digestivo.

Es así que, con autorización judicial, luego de siete días bajo tratamiento, fue sometido a una intervención quirúrgica que permitió extraer de su cuerpo 32 ovoides recubiertos de látex que tenían en su interior cocaína en estado líquido, motivo por el que después de recuperarse fue formalizado en la investigación por la fiscalía, por infracción a la ley 20.000 de drogas.

La ilícita sustancia decomisada, según los cálculos de la policía era suficiente para cerca de 8.000 dosis, valoradas en unos $40 millones.

Cabe mencionar que uno de los últimos casos de decomiso de cocaína diluida en la zona fue en el año 2016, cuando tres peruanos, dos mujeres y un hombre, fueron apresado en un bus en La Higuera con 8 cajas tetra pack con productos lácteos y jugos, que contenía más de 5 litros de la droga líquida al interior.

Novedosa técnica para eludir fiscalización policial

El sistema de diluir cocaína sólida en líquidos ha cobrado gran vigencia en las última década a nivel mundial, en vista que las organizaciones dedicadas al tráfico la utilizan de forma frecuente ya que al estar diluida la droga es de difícil detección, al poder ser introducida envases de alimentos, de bebestibles, de cosméticos o en estanques de vehículos, entre otros escondites.

Además, en caso de ser dosificada en ovoides para ser consumidos por un “burrero”, por la flexibilidad que adquieren permiten ingerir mayor cantidad de envoltorios, equivalentes a cerca de un kilo de peso, además la detección vía toma de imágenes y radiológicas es compleja, ya que los ovoides blandos pueden ser confundidos con el contenido normal del sistema digestivo.

Otra “ventaja” de la dilución es que la droga líquida puede ser restituida después de ser filtrada y decantada, recuperándose cerca del 90 por ciento del producto seco.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre