César Bravo Morales, ejemplo de esfuerzo y superación: El duplicador de llaves en Paihuano

0
7

3César, de 37 años, vive en Pisco Elqui, luego de llegar de Santiago donde un virus en su médula lo dejó tetrapléjico y que en la actualidad controla con medicamentos. En un comienzo no podía moverse desde el cuello hacia abajo. De eso han pasado ocho años y su evolución ha sido favorable, porque incluso algo comienza a sentir sus piernas y trata de caminar con un “burrito”, pero se moviliza en silla de ruedas.

“Estuve muy grave, me daban dos semanas de vida, pero he salido adelante, es muy gratificante saber que no soy una persona más en el pueblo, porque ahora soy el señor que hace llaves, el caballero, aquello realmente gratifica el alma”. Hace cuatro años asiste a terapias a UPASOL en Vicuña una vez por semana donde ha logrado superarse.

Nació en La Serena, se crió en Pisco Elqui, viajó a Santiago y luego regresó al Valle de Elqui. Vive con su madre y más adelante espera postular a una vivienda en Vicuña para estar más cerca de UPASOL.

LA HISTORIA DE LAS LLAVES

En su habitación tiene instalado su taller y metódicamente las herramientas, llaves vírgenes y la pequeña máquina manual que realiza el copiado. Es el único que ofrece este servicio desde Vicuña hasta el valle de Paihuano y todo nació por una anécdota.

“Mi padre estaba a cargo de unas casas familiares entonces siempre le pedían duplicado de llaves y me surgió la inquietud de que había una veta que se podía explotar en esta comuna, porque se necesitaba sólo habilidad manual que ahora sí la tengo. Recibí una capacitación gracias a un señor cerrajero que vino de La Serena especialmente, que me enseñó a utilizar la máquina. Ahora es fácil, pero al comenzar fue complicado, porque se necesitaba mucha experticia, como observar qué tipo de llave era y el modelo de los surcos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre