Comerciante de Vicuña denuncia venta de pollo a punto de vencer

0
18

11Una comerciante de la ciudad de Vicuña denunció este lunes 1º de agosto la venta de pollo, por parte de una empresa productora y distribuidora, que estaban a punto de vencer lo cual le acarreó pérdidas y  sin que aún la empresa haya respondido. Por tal motivo denunció la situación a la Oficina de Higiene Ambiental del Servicio de Salud Coquimbo, en la misma ciudad de Vicuña.
El caso afecta a Javiera Pineda Rivera, dueña del Almacén San Juan, ubicado en Avenida Las Delicias, quien explica que el día jueves 14 de julio compró cinco cajas de pechugas de pollo a la empresa Ariztía, sin que el vendedor le advirtiera que el producto vencía el domingo 17 de julio; es decir, el producto vencía en sólo tres días. Se percató del vencimiento a los pocos minutos, iniciando varios reclamos que hasta hoy no han tenido respuesta satisfactoria por parte de la empresa.
Respecto de lo sucedido la comerciante indicó: «Me llamaron para decirme que tenían una oferta de pechuga de pollo y encargué cinco cajas, llegando el pedido el día jueves 14 de julio y cancelando $74.718. Al poco rato me doy cuenta que faltaban tres días para el vencimiento y llamo al vendedor por teléfono y me respondió que mandaría al camión para retirarlo. El camión no llegó y llamé de nuevo, señalándome que el repartidor no contestaba. Hablé con él y me dice que no puede hacer nada porque va llegando a La Serena. El día viernes 15 llamé al vendedor y no me contestaba por lo que llamé a la línea 600 y una tal Jimena me da el número telefónico del jefe de la empresa en Melipilla; hablé con él y me indica que no puede hacer nada. El día sábado 16 no pude ir a Coquimbo porque era feriado y fui el día lunes 18, logrando hablar con el jefe de ventas quien me dijo que hablara con otro jefe y que me llamarían, cosa que nunca ocurrió. Este jefe me dijo que el vendedor había señalado que me vendió el pollo, advirtiéndome que estaba por vencer, lo cual es totalmente falso. Me pasaría de tonta si a sabiendas compro cinco cajas de pollo con tres días de vencimiento; y cómo voy a vender cinco cajas en tres días si tengo sólo un pequeño negocio».
Más adelante Javiera Pineda cuenta que se acercó a la Oficina de Higiene Ambiental del Servicio de Salud, en la ciudad de Vicuña, donde le señalaron que la denuncia debía realizarla en forma voluntaria. «Yo no tengo corazón para vender pollo vencido a mis clientes; y por eso es mejor que Higiene Ambiental decomise el producto y se lo lleve. Es el colmo del cinismo de la empresa que publicita en la televisión la oferta de pollo si seguramente está vencido igual que el productor que compré yo», expresó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre