Contraloría iniciará proceso disciplinario por ventas de terrenos en Pampilla y déficit presupuestario y financiero

0
8

15Un proceso disciplinario iniciará la Contraloría General del República, de nuestra región, por la venta de terrenos de la Pampilla, y por déficit presupuestario durante la gestión 2016, tras emitir el pasado 2 de noviembre el informe final con motivo de una auditoría a ingresos y gastos registrados durante el referido festejo y una evaluación de los procesos de formulación, ejecución y control presupuestario del mismo 2016 en el área de gestión y del departamento de salud de la casa consistorial. 

146 terrenos

 “fantasmas”

Las conclusiones del ente contralor regional en base a las consultas de la auditoría sobre si el municipio recibió el monto total de la recaudación durante la realización del evento de la Pampilla 2016, parte estableciendo el número original de terrenos destinados a ser arrendados a comerciantes.

“Se constató que el municipio disponía de 599 lotes de distinto tamaño, ubicación y canon de arrendamiento, determinándose que de conformidad con los valores establecidos en el decreto exento N° 1.548, de 2016, la entidad percibió la suma de $176.397.500, valor asociado a 387 puestos”.

Sin embargo de los lotes sobrantes, según el informe de Contraloría, existe una importante cantidad de terrenos que habrían generado ingresos cuyo destino no está clarificado, “por lo cual los 212 restantes quedaron disponibles, no obstante a partir del plano entregado, se advierte que sólo 66 de ellos no fueron asignados, lo que da cuenta que al municipio tendría que haber ingresado el importe asociado al eventual arrendamiento de 146 espacios”.

Esa situación llevó tal y como reza el texto de las conclusiones, a disponer de una investigación, “esta Contraloría Regional dará inicio a un proceso disciplinario a objeto de determinar posibles responsabilidades administrativas”.

 

Déficit por más de 6 mil millones de pesos

En el otro ítem del informe que dice relación con el área de gestión financiera y presupuestaria de la casa consistorial del año 2016, Contraloría da cuenta de un déficit total por sobre los 6 mil millones de pesos.

“Se determinó que en el área de gestión municipal, en el ámbito presupuestario al término del ejercicio 2016, los ingresos percibidos más el saldo inicial de caja totalizaron la suma de $37.018.698.164, en cuanto a los gastos devengados a la misma fecha, se verificó que éstos, ascendieron a un monto total de $38.536.206.313, lo que implica un déficit presupuestario de $1.517.508.149. En lo que respecta a la situación financiera se advirtió que este presenta un déficit del orden de $5.942.640.696, materia que será incorporada al proceso disciplinario que esta Contraloría Regional iniciará”.

Mientras que en el caso de la gestión financiera del departamento de salud, las conclusiones indican, “en lo que respecta a salud municipal, cabe indicar que la situación financiera, presenta un déficit de a lo menos $209.390.730, observación que será incorporada al proceso disciplinario ya señalado”.

Como plazo para la entrega de un informe con las medidas adoptadas, con antecedentes de respaldo de rigor, por parte de la municipalidad el ente contralor concedió 60 días tras la entrega de su informe de auditoría emitido el pasado día 2.

El concejal Fernando Viveros, manifestó que el manejo de la Pampilla, a la luz de los antecedentes señalados por Contraloría, amerita un cambio en la forma de ser administrada y auditada, «esta situación es extremadamente grave y lo que dice Controlaría, deja de manifiesto y en evidencia, lo desprolijo de como se ha organizado la Pampilla lo que viene desde hace mucho tiempo. El informe habla que hay 146 puestos que tienen un margen de valor entre los 300 mil pesos y un millón 100 mil pesos, que hoy día no se sabe quién los ocupó y cuanto costaron y a dónde fueron a dar los fondos, por eso Controlaría ha instruido una investigación administrativa».

La autoridad remarcó que también existen responsabilidades de administraciones municipales anteriores, «independiente de quien esté como alcalde, lo principal que hay que entender es que la probidad y la transparencia deben ser valores continuos, palpables y visibles dentro del municipio por lo tanto aquí también deben perseguirse responsabilidades hacia el pasado o hace décadas o un par de años atrás, o el lapso que sea necesario porque cualquier persona o grupo de personas que haya actuado de forma dolosa contra el municipio defraudándolo o desfalcándolo, o de cualquier otra forma nosotros vamos a condenarla y a perseguirlas con los métodos de fiscalización como son los de Contraloría».

Viveros, agregó que todos los departamentos municipales entregaron los antecedentes requeridos por el ente contralor y que la situación será vista en la próxima sesión de concejo, «esta semana vamos a instalar el tema en tabla y esperamos que la próxima semana en concejo se puede ver esto porque hoy miércoles fue entregado a los concejales como pidió Contraloría y personalmente voy a hacer acciones necesarias para llevarlo a discusión en el concejo».

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre