Detenidos en 2016 logran libertad previo pago de 1 millón de pesos

0
14

8Después de un año y cinco meses, y varias audiencias en los tribunales, por fin los familiares de Maximiliano Barrera y Bastián Vega están serenos. «Se hizo justicia», dijo con lágrimas en sus ojos Sandra La Paz, madre de Maximiliano, una vez que el magistrado les decretara la libertad con una caución correspondiente a $1.000000.
Ambos jóvenes, una vez pagada la multa, obtendrán su libertad, aunque la investigación continúa y tienen que seguir presentándose a todos los llamamientos que solicite el tribunal.

Tensión en la sala

El de ayer no fue un día cualquiera. En el tercer piso del tribunal de garantía había tensión. También en los familiares de ambos jóvenes, que escuchaban con interés los alegatos tanto de los abogados defensores como de los querellantes. Murmullos varios. Un gendarme al interior los hacía callar. En cada rostro había angustia. En Mercedes, abuela de Bastián, pero también en Sandra y Ana, quienes muy preocupadas esperaban de una vez por todas darle punto final a la pesadilla de ver a sus hijos engrillados, cada vez que acudían a una audiencia, luego que fueran detenidos el 30 de diciembre del año 2016 por un presunto robo con violencia a un domicilio y puestos desde ese día en prisión preventiva en la cárcel de Huachalalume.
Sandra La Paz, mamá de Maximiliano, confiaba en su inocencia y en las pruebas, «ya que el arma periciada, la que supuestamente se la habían quitado a mi hijo el día del asalto, contiene huellas que no son de él, sino que de otra persona. También tenemos pruebas con un documento diciendo que las ‘huellas genéticas de Maximiliano y Bastián no guardan relación con las muestras tomadas desde las especies periciadas’. Entonces si los documentos dicen esto, porqué siguen detenidos».
Algunos salían de la sala. A los minutos ingresaban. Se rascaban la nariz. Otros fruncían el ceño y se frotaban sus manos. Necesitaban saber la sentencia, la que llegó cuando el magistrado indicaba «que este tribunal va a dejar sin efecto la prisión preventiva y la sustituye por una caución económica cuyo monto la fija en un millón de pesos para cada uno…»
Alegría desatada. Abrazos. Llantos. «Contenta por mi hijo, por mi familia, dado que todo el proceso hemos estado unidos y estamos muy agradecidos de todas las personas que nos han ayudado. No somos familia de recursos, pero vamos a hacer todo lo posible para juntar el millón de pesos para que mi hijo salga en libertad, porque es inocente y siempre lo he sabido. Desde un comienzo sabemos en su inocencia, mostrando pruebas y ellos (la víctima) siempre mintieron, incluso en mi propia cara. Confié en él y también en la abogada, pero principalmente en Dios. Ahora demostrará su inocencia en un juicio oral, donde tiene que llegar», dijo Ana Mendieta, progenitora de Bastián.
Igual de emocionada se mostró Sandra, madre de Maximiliano, quien señaló al salir del salón que «estamos contentos, por fin se hizo justicia. Tengo fe en que mi hijo va salir, porque es inocente. ¿Cómo juntar la plata? Con ayuda de amigos, hacer actividades, bingos, no sé, pero haremos la plata. Lo que sea para que mi hijo salga en libertad lo más pronto posible».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre