El duro rostro de las personas en situación de calle

0
13

7El pasado lunes las autoridades regionales encabezadas por el intendente Claudio Ibáñez y el seremi de de Desarrollo Social, Herman Osses, lanzaron el Plan de Invierno que busca brindar abrigo y alimentos a personas en situación de calle. El lugar escogido fueron las dependencias del Hogar de Cristo en la comuna de La Serena.
Hasta allí llegan cada noche 34 personas para protegerse del frio y recibir alimentación. Uno de ellos son Luis Rebeco, de profesión Constructor Civil y quien lleva dos años viviendo en la calle. Nació en la comuna de Ñuñoa en Santiago, estudió en el Colegio San Ignacio, uno de los más destacados de la capital. Luego estudió en la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile en la calle Beauchef.
Durante 25 años pudo ejercer su profesión en el sur del país y fue parte de grandes proyectos de infraestructura. “Forme una familia, hice negocios, fui comercialmente exitoso, me fue muy bien y en mi trabajo también. Estuve en Maullín, Calbuco, Los Lagos, Ancud, Castro, Chonchi, Chiloé entero, fueron muchos años de viajes y de estar viviendo solo”, recuerda.
Luis Rebeco se emociona cuando habla de sus hijos. “Mi hijo mayor es médico y mi hija es psicóloga, pero muchos años que yo me separé de la familia, nos divorciamos…estuve viviendo en el Víctor Jara en Santiago, llevo dos años en la calle y he tenido muchos accidente, estuve un mes en hospital. Pero la vida sigue”, indicó.

POBREZA

El Pla de Invierno 2016 se prolonga por 80 días y considera dos tipos de servicio. El sobrecupo de hospedaje en el Hogar de Cristo y atención de calle, que los realiza la Municipalidad de La Serena y el Hogar de Cristo.
“La pobreza en el invierno es terrible y dormir en la calle, en una plaza, en un bandejón, protegiéndose con cartones es espantoso. El Hogar de Cristo lo que ha hecho con nosotros es resguardarnos, nos da un techo, una buena cama, una comida, un baño, nos da una seguridad social que es lo que no existe. Esto nos ayuda a solucionar parcialmente el tema de la pobreza”, indicó a LA REGIÓN, Rebeco.
Gustavo Rivera Alday, es otro de los usuarios permanentes de la hospedería del Hogar de Cristo en La Serena. Durante los días se le puede ver en las cercanías de la Recova.
“Mi señora Nancy Calderón, falleció, murió a mi lado y tenía 44 años. No tengo ni padre ni madre, estoy sólo en la vida. Gracias a Dios y Hogar de Cristo tengo comida. Yo trabajo los domingo de las 7 a las 9 de la mañana, cuido autos, y tengo que tener cuidado con los espejos y las marcas. Ahí me gano unos pesitos. También se algo de jardinería, se de todo. Yo tengo neumonía y estuve casi un mes de en hospital”, contó.
El director ejecutivo de la sede Atacama – Coquimbo del Hogar de Cristo, Gonzalo Cortés, destacó además el trabajo que desarrollan voluntarios y profesionales de la entidad en la búsqueda de personas que viven en rucos en las comuna de Coquimbo y La Serena.
“En materia de alojamiento, tanto en La Serena, Coquimbo y Ovalle han aumentado la capacidad durante los meses de invierno que es lo más crudo, pero también tenemos los programa de acogida que salen con profesionales y voluntarios a poder buscar a las personas que no llegan hasta la hospedería, es ahí donde se han incidido en tener mayor frecuencia en la vinculación con las personas en situación de calle”, dijo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre