Empresarios buscan llevar sus talleres a una zona segura

0
5

12Un paso importante dieron los empresarios de talleres automotrices de la calle Baquedano en Coquimbo, que formaron la agrupación AGRAYAC.
Los 64 socios buscan cambiar el destino que les afectó el pasado 16 de septiembre y que prácticamente destruyó sus instalaciones, luego del terremoto y tsunami que afectó a la zona y que dañó sus negocios.
Por ello ayer el seremi de Gobierno, Bernardo Salinas y de Economía Miguel Ángel Cuadros, lideraron la primera mesa de diálogo que busca trasladar a los empresarios de esta agrupación, para generar un centro de servicios automotrices, en una zona segura y que cuente con todas las instalaciones necesarias.
Luis Ortega, presidente de la agrupación gremial, dijo que lo que se pretende en esta nueva ubicación es contar con todos los servicios automotrices y cubrir otras necesidades conexas, de manera de atraer a los clientes.
En el encuentro también participaron representantes del Ministerio de Obras Públicas, Bienes Nacionales, Municipalidad de Coquimbo y otros, que en este primer encuentro buscaron enmarcar de la mejor manera posible la iniciativa de los empresarios.
Luis Henríquez, secretario comunal de Planificación, dijo que la idea del municipio es dar un impulso a los emprendedores a través de negocios formales, pero que existen algunas limitaciones legales que impiden a los organismos públicos invertir en negocios de privados.
De todas formas, planteó que esta es una iniciativa que tiene todo un trasfondo social y por ende merece ser apoyada.
Las primeras estimaciones dan cuenta de que para poder concretar este proyecto, se requiere de un terreno que no debería ser inferior a las tres hectáreas y que podría llegar a costar una cifra superior a los cuatro mil millones de pesos.
Por ello, el seremi de Gobierno argumentó «que esta iniciativa debería ser progresiva, es decir que permita que los empresarios puedan crecer a partir de una instalación básica, porque se trata de una inversión demasiado elevada».
Janet Orellana, que participó en representación de Bienes Nacionales, aclaró que en la región son muy pocos los terrenos que la entidad administra. «No tenemos más del 1% de la superficie regional y por eso hay que tener claridad de las dimensiones del proyecto».
El Seremi de Economía Miguel Ángel Cuadros, valoró la iniciativa de los empresarios y los llamó a actuar con cautela y buscar que «su proyecto esté lo más acotado posible para que no se convierta en una idea infinita e imposible de realizar».
La mesa de trabajo decidió iniciar reuniones técnicas tendientes a iniciar la búsqueda de posibles terrenos y paralelamente definir cuáles son las necesidades de los empresarios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre