En la zona la noticia de La Haya fue tomada con mucha tranquilidad

0
26

No mucha gente sabía lo que estaba pasando ayer por la mañana en Holanda. Pero al ver la televisión encendida en un quiosco justo en las esquinas de calles Gregorio Cordovez con Balmaceda, en pleno centro de La Serena, se paraban, miraban y preguntaban. Y al recibir respuesta, aunque sea por unos pocos minutos, se quedan a oír con atención lo que informaba la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ), que tras 1 hora y 15 minutos finalmente decidió rechazar la demanda presentada por Bolivia para obligar a Chile a negociar una salida soberana al Océano Pacífico, otorgando un contundente triunfo a la defensa jurídica de nuestro país por 12 votos contras 3.

«¿Ganamos?», preguntó una señora tras conocer la resolución. «Sí, nos les daremos mar a Bolivia», le contestó un caballero de edad, que luego partió con rumbo desconocido.
«Fue lo mejor que pudo haber ocurrido y este fallo le ha dado completamente la razón a Chile», apuntó Rosario Toro, que algo sabía del tema.

Claro que el triunfo no se festejó con algarabía, como sí ocurrió en Antofagasta. Tampoco puños en alto. Sí hubo un «se ganó bien» dequienes seguramente sabían de lo que estaba en juego. Pero todo con tranquilidad.

Una derrota para Evo Morales

Quienes sí festejaron el fallo de La Haya fueron los parlamentarios en la región, que siguieron atentamente la transmisión televisiva y calificaron el fallo de «contundente».

Por ejemplo, el diputado UDI Juan Manuel Fuenzalida sostuvo que «estamos frente a un contundente fallo de un organismo internacional, primando los fundamentos jurídicos por sobre falsas expectativas que generó el Presidente Evo Morales en su propio pueblo, convirtiéndose en el gran derrotado de esta jornada. Además, en materia de Derecho Internacional se aplicó el ordenamiento jurídico con un aplastante resultado, reflejando que las aspiraciones bolivianas que creó Morales tenían claras intenciones políticas para perpetuarse en el poder, encontrándose con un fallo totalmente adverso».

Respecto al retiro de Chile desde el Pacto Internacional de Bogotá y teniendo en cuenta que el Tribunal Internacional de La Haya entrega veredictos tan diversos, Fuenzalida señaló que es una situación que debe analizarse, considerando que Chile tiene sellado todos sus tratados internacionales con los países vecinos y, si nuevamente enfrentamos una demanda en que los vecinos intenten politizar temas limítrofes, existiría una incertidumbre total respecto a los resultados».

El Senador DC Jorge Pizarro, que forma parte de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, afirmó que «Chile tiene que ser coherente con lo que hemos dicho siempre, de que somos un país apegado al Derecho Internacional y el pertenecer a los organismos internacionales forman parte de la política exterior de nuestro país. Digo esto porque más de alguno se va a entusiasmar y va a pedir que nos retiremos del Pacto de Bogotá y que los organismos internacionales no sirven. Lo que importa es que el Presidente Piñera implemente una estrategia proactiva directamente con el pueblo boliviano».

EVO CONSTRUYO CASTILLO DE NAIPES…

Sobre las expectativas creadas por el Presidente Evo Morales, dijo que «va a tener que explicar a su pueblo cómo construyó un castillo de naipes que se le desarmó de manera tan brutal, generando un daño enorme a la relación con los chilenos. Esa relación bilateral e intercambio hay que reconstruirla y hay que ser generoso y consecuente con lo que hemos dicho siempre y para eso hay que impulsar una agenda proactiva que debemos respaldar todos, porque estamos dispuestos a entendernos con el pueblo boliviano».

La senadora PPD Adriana Muñoz manifestó que «con una alta votación la Corte de La Haya estableció que Chile no tiene obligación de negociar una salida soberana de Bolivia al mar. La votación fue 12 contra 3 y estamos, como chilenos, muy contentos, puesto que ninguno de los argumentos fundados por la defensa de Bolivia ante la Corte Internacional de La Haya, para fundamentar el hecho de Chile tenía la obligación de negociar esa salida soberana al mar, prosperaron para sostener la tesis del Gobierno de Bolivia. De verdad sentimos que el resultado es muy favorable para Chile. Esto también fue el resultado de una buena defensa que ha venido haciendo el Gobierno en todos estos años. De igual manera es mérito de muchos ex cancilleres que trabajaron en elaborar tesis impecables que hoy (ayer) fueron imposibles de ser sostenidos por la defensa de Bolivia. Además, lo que se suma a este buen resultado, es el hecho de que la Corte de La Haya tampoco establece la obligación de Chile de sentarse a negociar para ningún otro tipo de conversación, sino que solamente establece que en aras de la buena vecindad, de la hermandad territorial, de países vecinos, las conversaciones podrían seguir manteniéndose, pero sin ninguna obligación».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre