Gérard Depardieu es declarado ciudadano de honor en Bélgica

0
16

MAGAZINE 1El actor francés Gérard Depardieu fue declarado ciudadano de honor de Estaimpuis, la comuna de la que depende el pueblo belga de Néchin, donde reside desde finales de 2012 antes de obtener la nacionalidad rusa.

“Estoy muy bien en Néchin, trabajo en el mundo entero y vengo a descansar a Néchin”, explicó el actor a su llegada a un castillo en el que se celebró una pequeña ceremonia en su honor.

Un centenar de invitados, entre personal municipal, bomberos y policías locales, acudieron al acto con sus familias.

“Estamos felices de que hayas hecho de Néchin tu nido y de que la gran figura del cine francés pueda seguir siendo auténtica y veraz siempre”, declaró el alcalde de Estaimpuis Daniel Senesael en un discurso plagado de juegos de palabras y de referencias a las películas del actor. “Gérard, Estaimpuis te quiere”, concluyó el edil durante la ceremonia.

El actor de 64 años recibió la medalla de la ciudad y un arnés de cuero que le entregó la Gran Maestre de la cofradía de los Satcheux, que honra la memoria de las personas que en el siglo XIX arrastraban a pie los barcos por el canal de Estaimpuis.

“Pidió venir a Bélgica, es su elección y eso está muy bien”, declaró a su vez Emilienne Vandekerhove, la Gran Maestre de la cofradía.

El pueblo de Néchin, que se encuentra a 1 km de la frontera francesa y forma parte de la comuna de Estaimpuis, acoge a un 27% de franceses, normalmente muy ricos, atraídos por la ventajosa fiscalidad para las grandes fortunas.

La instalación en Bélgica de uno de los actores mejor pagados del cine francés fue muy criticada tanto por la clase política como por el mundo del espectáculo en Francia.

“No me siento herido”, subrayó el actor. “Soy un ciudadano del mundo y estoy instalado en Néchin”, dijo a la prensa, a la que explicó haber escogido este municipio, “sobre todo por su tranquilidad”.

Después de la ceremonia, el actor organizó una fiesta en su casa de Néchin con unos 200 invitados, entre ellos sus vecinos, informaron los medios belgas. La recepción tuvo lugar en el jardín de su casa, una gran propiedad del siglo XIX, donde se instalaron cinco habitaciones de lujo para huéspedes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre