«Han aparecido más personas que imputan intervención, directa o indirecta al señor Cheyre»

0
12

12Fue en el año 2017 cuando la Suprema decidió agrupar todas las causas por violaciones de derechos humanos del Norte Grande y así obtener una mayor agilidad y eficacia. Y para eso, se designó como ministro en visita al juez Vicente Hormazábal. Desde entonces, el magistrado dice que «hay que multiplicar los días y las horas, porque no puedo darle importancia a unas causas por sobre otras», sostiene desde su despacho del segundo piso de la Corte de Apelaciones de La Serena.
El juez, quien lidera las pericias correspondientes a Arica, Iquique, Antofagasta, Copiapó y La Serena, tiene más de 30 años en el Poder Judicial, ha pasado por todos los cargos y en cada uno, confiesa, ha ido aprendiendo algo que le ha permitido, en este minuto, poder hacerse cargo de la función que le han encomendado.
«En general, las causas de responsabilidad penal, o de responsabilidad criminal, son muy complejas, dado que están involucradas una serie de hechos materiales y también en muchos casos, situaciones sentimentales, pero hay que hacer el trabajo para cual uno se ha ido formando a través de la carrera judicial. Hay que hacerlo con aplicación de la ley y es complejo, es cierto, pero hay que agregar que algunos casos ocurrieron hace más de 40 años y hay dificultades. Es que se nos van muriendo los testigos, otros que no recuerdan y muchos que no quieren recordar, porque es un paso de su vida muy doloroso».

Y eso es bueno, que testigos no quieran recordar…
«No se ha dado tanto en el caso Cheyre. Pero en otros, por ejemplo, algunos testigos me han manifestado que no quieren seguir, otros dicen que sólo desean que se sepa la verdad, que no buscan indemnización».

Respecto al caso Cheyre ¿cómo va la investigación?
«Se han efectuado una serie de diligencias destinadas a recabar antecedentes como también poder probar los casos que ha formulado en su defensa el señor Cheyre. Es sabido y lo he dicho en otras oportunidades, que la versión, respecto de los hechos que yo investigo, es que en esa época él se desempeñaba como ayudante del jefe de plaza e intendente, del comandante del regimiento, que se abocó a toda la reestructuración del agro y de las actividades comerciales de la época, pero sin perjuicio de eso también se está investigando otras aristas en lo sucedido en Ovalle, en la Tercera Comisaría.

¿Qué sucedió ahí, ministro?
«En Ovalle, las personas sostienen que tuvieron en un calabozo y que fueron torturadas por unas personas. Entonces la investigación se ha abocado en averiguar quiénes eran los que cumplían esa función de detención y de interrogatorio y lo mismo en el regimiento. Respecto de cada una de esas personas que dicen haber sido torturadas, ya sea en Ovalle o en el regimiento, incluso en las dos partes, se están efectuando los exámenes de rigor, que hay un protocolo Estocolmo respecto de las víctimas de torturas, entonces una vez que se complete todas esas diligencias, el tribunal va a estar en condiciones de tomar una decisión respecto de esas denuncias».

¿Han aparecido más personas culpando a Cheyre?
«Además de las tres personas que se querellaron, han aparecido otras que también imputan intervención, ya sea directa o indirecta al señor Cheyre en estos hechos. Esos testigos fueron proporcionados por los propios querellantes, pero la mayoría han aparecido de las diversas diligencias que hemos ido realizando en el proceso. Por el momento, se siguen haciendo trámites, hay diligencias pendientes, algunas las haré en Santiago, en el mes de junio, y probablemente ahí estaré en condiciones, si es que se han reunido o han llegado los últimos trámites que he pedido, de tomar alguna decisión.

¿Cree que existe algún tipo de protección del Ejército respecto a este y otros temas relacionados con derechos humanos?
«Tengo la impresión, pero no lo sé con certeza, porque no estaba tramitando esta causa antes. Pero lo que se ve de las causas que he podido estudiar, que con antelación o hace algún tiempo, es que no existía mayor colaboración. La información que se mandaba era muy sesgada, muy deficiente, mientras que ahora ha sido bastante completa la respuesta que hemos recibido. No podría señalar que en este minuto está sucediendo eso».

¿Debería haber más apertura del Ejército en casos de DD.HH.?
«Por lo que se ha sabido, por la información que he recibido del Ministerio de Defensa que canaliza esta solicitud de información que yo tengo, ellos han entregado la información. De hecho, pedí información de cuántos Consejos de Guerra (implicaban un juicio rápido, donde la pena podría llegar al fusilamiento) había participado el señor Cheyre y son 32 los que tenemos contabilizados, sin perjuicio de que exista otro que no están individualizados correctamente. Yo tenía cinco en el expediente y me mandaron información de 27 más, entonces si pudiéramos considerar que están ocultando la información, eso no lo deberían haber entregado. A mí me mandaron copia de los Consejos de Guerra y de la sentencia. Por lo pronto, lo que pretendo eso obtener una investigación lo más acabada posible».
¿Tener muchas causas y no una exclusiva, es perjudicial para ese caso? Lo pregunto por los 65 procesos en los cuales trabaja
«Desde que tomé las causas hay algunas que se han sobreseído porque no se ha podido avanzar más, pero han sido las mínimas. También hemos ido avanzando en otros procesos y hemos dictado sentencia. Tenemos 2 causas más en el plenario, por lo que va a estar en estado de sentencia. De que se están moviendo las causas, se están moviendo. Ahora, para dedicarle exclusividad, deberían designarme con dedicación exclusiva a esta causa (Chyre), pero en este minuto estoy con dedicación exclusiva a todas las causas de derechos humanos y por eso, tengo que no darle importancia a unas por sobre otras».
¿Y le da el tiempo ministro para dejar contento a todos?
«Hay que multiplicar los días y las horas, además que hay tres funcionarias que me proporcionó la Corte Suprema, las tres abogadas que me van asistiendo y asesorando respecto a las diligencias que están llegando. Todos los días firmo el despacho y me van informando de lo que vaya ocurriendo, vamos decretando nuevas diligencias y también se preocupan de ir dándole movimiento a las causas. A parte de eso, tengo que informar al coordinador de la Corte Suprema qué diligencias se han realizado durante el periodo».

Entonces le puede llegar su reto si no avanza en el tema…

«Puede ser, pero hasta el momento no ha ocurrido. Para eso tratamos de hacer un trabajo bastante inteligente y con la finalidad de determinar las causas. No tengo ningún interés en perpetuarme en esta designación. Si pudiera terminar todos los casos este año, lo hacía, pero hay cosas que no dependen de mí. Hay informes periciales que se demoran un año, informes de médico legal que tengo suerte sí sale en seis meses, que son nuevas pericias de exhumaciones que me ha tocado realizar. La semana antepasada estuve en Antofagasta e hicimos la exhumación de un cadáver, por lo tanto tuve que constituirme en el cementerio… luego lo llevan para Santiago para hacer las pruebas y me aseguraron que podría estar en agosto. Esas cosas no dependen de uno».

¿Existe en este tipo de delitos la prescripción y si es así, puede ser un obstáculo para la investigación?
«Si existiera la prescripción ya la habrían alegado, sin perjuicio de que la puedan alegar y en la amnistía también lo podrían hacer, pero eso se verá en su momento. Por ahora, está considerado como delito de lesa humanidad, tal como el desaparecimiento o las muertes que ocurrieron en la época. Así que las torturas también son un delito de lesa humanidad y por lo tanto, podríamos considerar que no están prescritas».

¿Se ha puesto algún plazo, magistrado?
«Lo más pronto posible, que es lo que ha planteado la Corte Suprema, que ojalá esas causas se puedan tramitar rápidamente. De hecho, ya tenemos más de tres tomos de tramitación de causas, sin perjuicio de que hay varios antecedentes que por razones de ordenación de los mismos expedientes se mantienen en custodia. Hemos avanzado en la investigación y se ha reunido buena cantidad de copias de antecedentes».

¿Cuándo tendrá careo nuevamente con Juan Emilio Cheyre?
«Seguramente en junio, pero en Santiago. Así que voy a verificar un espacio de tiempo porque cuando hago procedimientos generalmente lo junto con otro tipo de diligencias, que me permitan o que justifiquen con mayor razón constituirse en algún lugar».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre