Hay menos agua y nieve que el año pasado en el Elqui a la misma fecha

0
23

ACTUALIDAD 4La sequía está lejos de aminorarse, al contrario, se pone más grave ya que la cantidad de agua embalsada y de nieve en la alta cordillera es menor que la del año pasado a igual fecha.

Así lo indicó el director de la Junta de Vigilancia del Río Elqui y sus Afluentes, Cristian Pinto Torres, quien explicó que hasta los embalses La Laguna y Puclaro cuentan con apenas 38.809.000 m3, la mitad del año pasado a la misma fecha que era de 67.000.000 m3.

La nieve también es menor que 2012, con 1,65 mt  en embalse La Laguna, y ahora  apenas 1,52 mt. «Pero lo más serio y preocupante es que la nieve del glaciar «El Tapao», es porosa y no está cristalizada porque las temperaturas en la alta cordillera han sido sobre la media normal y eso ha permitido que la nieve se derrita más rápido. El Río Elqui trae más agua, pero es producto de esto. Todo esto se debe al calentamiento global. Y este glaciar es el que abastece de agua a los afluentes del Río Elqui», precisó Pinto.

La Laguna tiene 22.842.126 m3 de agua acumulada útil; y el Puclaro, 14.095.044 m3, más 3 millones de metros cúbicos de agua muerta. El caudal de salida de La Laguna es de 300 litros por segundo y del Puclaro es de 3.800 litros por segundo.

«La Laguna tiene sus compuertas cerradas y esa cantidad de agua que sale es producto de la filtración natural».

Por consiguiente, agregó, cada canal de regadío dispondrá de sólo 6.200.000 m3 durante la próxima temporada que se inicia en el mes de agosto del presente año y hasta septiembre del próximo; esto equivale al 30% de capacidad de cada canal.

«Todo el excedente que tenga el Río Elqui se irá aumentando a cada canal, es decir si la proyección de aumento del río es de un 3% o un 4%, este excedente será entregado como corresponde a cada canal», afirmó.

Los grandes canales serían los más afectados con estas proyecciones (6.200.000 m3) porque al tener una mayor longitud y contar sólo con un 30% de agua, no darán abasto para satisfacer las demandas de regadío; por ejemplo los canales Peralillo, Miraflores y Diaguitas-San Isidro, los cuales tienen más de 300 acciones. En cambio los canales más cortos, incluso las acequias que atraviesan la ciudad de Vicuña, son más fáciles de trabajar porque son más cortos.

«Los meses más críticos serán noviembre, diciembre y enero en la primera sección del Río Elqui, ya que en estos meses son mayores los requerimientos de agua para los cultivos de temporada, como la uva de exportación», señaló.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre