Industriales pesqueros dan nuevos pasos para garantizar su producción

0
10

9Luego que en septiembre pasado la Asociación de Industriales y Armadores Pesqueros de la Región de Coquimbo (AIP) recibiera la certificación de sustentabilidad del programa Marine Stewardship Council (MSC) –la más prestigiosa y reconocida a nivel mundial en materia de pesca silvestre–, ahora el gremio pesquero local se ha embarcado en un nuevo esfuerzo en el camino de la excelencia productiva. Esta vez el objetivo consiste en obtener la certificación MSC a la “cadena de custodia”, esto es, la trazabilidad de sus productos, para lo cual las plantas de procesamiento serán sometidas a auditoría.
En virtud de este proceso, el lunes 28 de noviembre el auditor Fernando Tapia, de la certificadora internacional SGS, iniciará una ronda de visitas a las plantas que procesan camarón nailon, langostino amarillo y langostino colorado, comenzando en Coquimbo con las instalaciones de las empresas Antartic Seafoods, Bracpesca, Guidomar y Rymar, para luego acudir hasta la Región de Valparaíso, en donde se emplaza la planta de Pesquera Quintero.
Las observaciones que emanen  de esta auditoría serán cruciales para la obtención de la certificación de Cadena de Custodia (CC), la cual proporciona una garantía de confianza para los compradores y los consumidores finales, en términos que el producto que están adquiriendo puede ser rastreado desde una pesquería que cumple con los estándares medioambientales del MSC para la pesca sostenible. Esto implica asegurar al máximo que los productos que salen de las plantas de proceso derivan de materias primas capturadas por embarcaciones que cuenten con la previa certificación en pesca sostenible y no de barcos que no hayan recibido tal reconocimiento.

GERENTE LEANDRO STURLA

El gerente de AIP, Leandro Sturla, señala que el proceso para obtener este nuevo logro podría finalizar dentro de lo que resta del año 2016: “El tema de la Cadena de Custodia se implementa porque las plantas de proceso que están elaborando productos certificados deben tener todas un protocolo que los diferencie de los productos no certificados. Apunta a que se tenga el 100% de confianza que la trazabilidad, el producto que sale como certificado, es efectivamente procedente de embarcaciones certificadas y no se preste para hacer mal uso, disfrazando productos que no están siendo extraídos con las normas de buenas prácticas pesqueras”.

En este proceso, cada empresa debe proporcionar evidencia de que entiende completamente los requisitos de la cadena de custodia y demostrar que cuenta con los procedimientos para asegurar la inexistencia de riesgo de que langostinos y camarones que no estén cubiertos por la certificación de la pesquería sean vendidos como producto certificado.
“Corresponde anexar nuevos controles, nuevos registros, en los cuales inequívocamente cualquier materia producida quede con el registro desde que se extrae hasta cuando se elabora, que no hay ninguna posibilidad que se mezcle con producto no certificado”, en definitiva garantizar su trazabilidad, precisó Sturla.

CERTIFICADORES

Marine Stewardship Council (MSC) es una organización mundial independiente, sin fines de lucro, con sede en Londres (Inglaterra), que establece un estándar para la pesca sostenible, gestionando un programa de certificación y ecoetiquetado destinado a mejorar la salud de los océanos, reconociendo y premiando la pesca sostenible; influyendo en el consumidor a la hora de decidir qué productos del mar adquirir, y trabajando junto a otras entidades para transformar el mercado de productos del mar hacia la sostenibilidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre