Jéssica Rodríguez lucha por recuperar a su marido tras fallida operación nasal

0
10

11Refugiada en una pensión  en el centro de Arica, Jéssica Rodríguez Sáez se las arregla para llegar a todas las horas de visita al hospital Juan Noé.
En ese lugar está su marido, Miguel Ángel Muñoz Araya (48),  con el que ha compartido los últimos seis años.
El pasado 15 de marzo, viajaron a Tacna, para que él pudiera someterse a una operación para solucionar un problema que afectaba la parte izquierda de su nariz.
Durante la operación, que ocurrió tres días después, practicada en la clínica Promedic, una supuesta sobredosis de anestesia le generó un paro cardiorrespiratorio. A los pocos minutos de haber ingresado a pabellón, debió salir de urgencia al hospital más cercano.
Desde entonces su esposa ha iniciado una verdadera lucha, primero para lograr repatriarlo y luego para acompañarlo en su lecho de enfermo, sin que él sea capaz de reaccionar de ninguna forma.

¿Cuál es la condición actual de su marido?
El está en estado vegetal, su mente está muy dañada. El diagnóstico que le dieron los médicos es una encefalopatía hipóxica isquémica, es decir que no le llegó el oxígeno suficiente a su cerebro.

¿Pero qué futuro puede tener en el estado en el que se mantiene?
Se mantiene en un estado vegetativo y tiene para mucho tiempo. El médico me dice que no me haga más daño, que él no va a despertar. No ve, no escucha, no siente. Los médicos están tratando de aplicar alguna técnica a ver si reacciona, pero por ahora no.

¿A usted le han dicho que él podría morir?
No quiero que me digan eso. Lo único que me han dicho es que él está en estado vegetal con daño cerebral, pero ni Dios quiera que me digan que podría fallecer, no estoy preparada para eso.

¿Pero es difícil que el salga del estado en el que se encuentra?
Yo pregunto a los médicos lo mismo, pero me responden que esto es algo indefinido. Yo lloro y me parte el alma, estoy esperando un milagro, que despierte. Sé que tengo que ser fuerte, pero igual se me hace difícil enfrentar todo.

¿Cómo está solventando los gastos que significa todo esto?
Él es paciente de Fonasa (B) que cubre todos sus gastos médicos. Pero de todas formas hay otras cosas que pagar, como comprar pañales, una almohada especial para que no se le formen escaras y otras cosas que nunca faltan.

¿Entiendo que ustedes trabajaban juntos?
Sí, nosotros nos instalábamos en la feria artesanal que hacen en la Plaza de La Serena y en distintos lugares donde podíamos llegar a vender nuestros helados artesanales, Cielos del Valle. No teníamos un local establecido, porque así vendíamos más que tener un local, porque son muy caros los arriendos.

¿De dónde saca el dinero para cubrir sus gastos de ahora en Arica?
Yo tengo unos ahorros del verano, de cuando trabajamos en La Serena y de ahí saqué un dinero para poder mantenerme aquí.

¿Está pensando en traer a su esposo a La Serena?
Sí, pero cuando él esté bien. Usted sabe que el Hospital de La Serena (San Juan de Dios) es viejito y en cambio el de Arica (Dr. Juan Noé Crevani) es nuevo y Miguel está en una sala de última generación, con todo lo que necesita actualmente. Entonces voy a esperar a que el equipo médico de acá me diga cuándo sea el momento.

¿En qué está el caso desde el punto de vista judicial?
La demanda está hecha, pero tengo que tener un abogado peruano para que me represente. Había encontrado un abogado chileno – peruano que podía llevarme el caso, pero me cobraba cinco millones.

¿Cuáles son los pasos a seguir entonces?
El miércoles voy a viajar a Tacna (Perú), con mi cuñado, para ir primero que nada al consulado y luego a la fiscalía para ver cómo va el caso. El mismo consulado me está ayudando a buscar un abogado más barato, que de verdad me ayude.

Se le viene un largo camino entonces.
Yo no lo voy a dejar así, me la voy a jugar hasta el final. Aunque me digan que él va a quedar así para siempre.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre