Maestros parrilleros de ramadas y restaurantes

0
11

ACTUALIDAD4Un exquisito aroma a costillar de cerdo, a carne de vacuno y a pollo a las brasas, tientan diariamente  a los asistentes a la Pampilla de Coquimbo, quienes seducidos por el olor llegan en masa a  sus ramadas y restaurantes a degustar de dichas exquisiteces preparadas por verdaderos maestros parrilleros a «la vista» del cliente.

Diario LA REGIÓN conoció de boca de los expertos cocineros sus experiencias en  este extensa semana de festejo patrio en el recinto pampillero y sus mejores consejos para preparar la mejor carne a las brasas.

Con su innovadora parrilla a gas, Manuel Pizarro, del staff del local «Tuto 2000», refirió que han tenido un promedio aceptable de clientes aunque espera que desde ayer 20 y hasta este domingo duplicar ese promedio.

«Hemos tenido una afluencia buena, debido a que nuestros precios son accesibles al público nuestros platos van con dos agregados y tenemos desde inicio de semana una demanda  parecida a 500 clientes en la hora de almuerzo y en la tarde una cifra parecida hasta la noche, pero creemos que desde hoy y en los últimos dos días superaremos esas cifras».

Pizarro comentó que el mejor asado tiene que partir con una carne de calidad y una buena  mantención y manipulación. «Muestros platos son en  base a  carne nacional de categoría V que la mantenemos bien refrigerada antes de cocinarla, como nos pide la autoridad sanitaria y nuestros cocineros son manipuladores de alimentos profesionales y nosotros usamos parrilla a gas que mantiene todo más caliente y da una mejor cocción».

Desde Andacollo y por primera vez en la Pampilla coquimbana, llegó el restaurante «Donde Panchito y Guido», cuyo cocinero principal es Hugo Casanga Toro, primo de uno de los dueños, quien hizo un balance positivo de la afluencia de clientela debido a sus módicos precios.

«Hemos atendido a mucha gente que prácticamente devora todo lo que servimos, (risas) y nos ha ido bastante bien y nosotros somos andacollino por primera vez, tenemos como 50 personas que  almuerzan y comen en nuestras 35 mesas y tenemos  las empanadas que son fabricadas por nosotros a mil pesos y tenemos costillar fresquito a 47 mil pesos con dos agregados y cazuela a 2.500 pesos».

De su técnica parrillera dijo que «el carbón es fundamental y tiene que estar blanco y que no queme mucho para recién poner  la carne recién y lo otro es que hay estar muy atento y vigilarlo para que no se queme nada más».

Sacando la cara por «El Rincón de los Pepes», Bernardo Palta dijo que en su restaurante,  los comensales han llegado en un número aceptable durante a las jornadas anteriores, aunque auguró que la mayor afluencia sería ayer por la noche en vista que es el día grande de la Pampilla. «Hemos tenido una buena cantidad de clientes, pero hoy que es 20 esperamos que llegue mucha más gente a quienes ofrecemos platos de asado entre 6 mil a 7 mil pesos con agregado».

En cuanto a su consejo para el asado el experto  dio uno  muy sencillo «a la carne hay que ponerle pura salsita nada  más  y cocer todo a fuego lento, no apurarlo, el parrillero tiene que ser tranquilo, al igual que los garzones, (risas), si no, no resulta nada».

«Ultra secreto»

 René Torres,  dueño del local «Los coquimbanos de corazón», con especialidad de brochetas, comentó que la clientela ha estado baja, esperando que el repunte comenzara desde ayer. «Ha estado de menos a más las ventas, desde el 19 han ido subiendo y esperamos que mejore ahora, que es el día de los fuegos artificiales».

Si bien dio a conocer cómo prepara las brochetas, pidió reserva de su  toque especial, «bueno hay que usar sal en las brochetas pero para la pulpa y la carne hay que usar chimichurri, que es mi secreto que no lo cuento a nadie».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre