Ministra de Vivienda volvió a Coquimbo: 1.255 casas no habitables y 873 con daño total

0
10

3La Ministra de Vivienda y Urbanismo, Paulina Saball, dialogó con los damnificados del barrio Baquedano de Coquimbo, epicentro del daño causado por el terremoto 8.4 y tsunami del día 16.
A nivel regional van 4.514 viviendas con daño menor habitable, mientras que 1.255 entran a la categoría de daño mayor no habitable, mientras que 873 viviendas resultaron totalmente destruidas de las cuales en un alto porcentaje pertenecen al sector Baquedano y la vecina población Gabriela Mistral.
La Ministra Saball, que el día domingo ya había visitado la misma zona, manifestó que hay un 50 por ciento de avance en los procesos para catastrar con la Ficha Básica de Emergencia, FIBE, proceso que culminará este sábado para la posterior entrega de ayuda directa.
«En todos los procesos de reconstrucción y tal como lo ha dicho la Presidenta Bachelet, tenemos que trabajar con instrumentos apegados a la realidad y en primer lugar tenemos que ver las viviendas que hay que reparar y las que derechamente hay que reponer y en segundo lugar tenemos que hacer obras de infraestructura vial»
Consultada por medidas concretas para Baquedano, que también concentraba un polo comercial e industrial, la Ministra indicó, «en este barrio también hay que apoyar la reactivación de la actividad económica productiva que aquí se desarrollaba y para eso estamos trabajando en lo que es infraestructura con el Ministerio de Obras Públicas y el gobierno regional en todo lo que tiene que ver con actividad comercial, con todos los instrumentos de fomento productivo del Ministerio de Economía y en materia de vivienda esperamos el sábado conjuntamente con mostrar el término del catastro señalar específicamente cuáles  van a ser los instrumentos tanto como para reparar o reconstruir las viviendas».
Cristián Villalón, que perdió su  casa y un comercio de repuestos anexo, tras conversar con la Ministra Saball, expresó que junto al resto de los habitantes del barrio tiene grandes esperanzas en poder reconstruir a la brevedad.
«Lo que nos informaron las autoridades es que por ejemplo se va dar un millón de pesos a las familias afectadas, por lo que tenemos grandes esperanzas aunque del dicho al hecho …, por eso hay que esperar no más porque con el gobierno nunca se sabe, yo perdí mi casa entera, solo alcancé a recuperar ropa y el local que teníamos al lado también que habíamos inaugurado hace cuatro meses».
Por otra parte, Myriam Toro, que fue a buscar personalmente a la Ministra para llevarla a calle Chacabuco, donde su vivienda junto a las de los vecinos fueron inundadas por el mar, dijo que  tendrán  una propuesta de  subsidio habitacional, y quedan un poco más tranquilas con las otras opciones de ayuda.  «La solución que queríamos varios es un subsidio de emergencia para una vivienda, pero la Ministra nos explicó que las casas muy dañadas que no son habitables como la nuestra, se pueden demoler y que nos puede dar un subsidio para las personas que nos acogen como familiares y conocidos».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre