Municipio coquimbano no ha recibido proyectos para nuevo terminal de buses ni para retirar el actual

0
18

7Si bien en estos últimos meses, por el alto flujo vehicular registrado en el centro de la ciudad y los inconvenientes generados por esa situación como constantes embotellamientos vehiculares, al interior del concejo municipal de Coquimbo surgieron propuestas para buscar retirar de calle Francisco Varela al Rodoviario local promoviendo ideas de incentivar la creación de un nuevo terminal en las afueras de la ciudad.

Pero a la fecha a la casa consistorial no han llegado propuestas concretas en ese sentido,  información ratificada a  diario LA REGIÓN por Luis Henríquez, Secretario de Planificación de la municipalidad porteña,  clarificando que la opción de realizar un cambio o no del recinto en cuestión solo compete a empresarios particulares.

«Tenemos que partir de la base que estas son iniciativas  privadas y desde esa perspectiva no tenemos antecedentes de interés de parte de los propietarios actuales del terminal Rodoviario para retirarse del sector».

A su vez  el Secretario  puntualizó que tampoco han llegado  proyectos para construir otro complejo de terrapuerto en la comuna cuya primera opción sería la salida sur de la ciudad en el área de  El Panul. «A la fecha no hemos  tenido antecedentes para una posible construcción  o el desarrollo de un proyecto en otro lugar de la comuna, por cada una de las decisiones cuando son privadas corresponde a que las evaluemos en su mérito, pero en la medida que cumplan con la normativa existente el municipio no podría oponerse al cierre o apertura de un recinto de este tipo».

Futuro aumento

de tráfico vehicular

Ante la pregunta si a futuro debido a la construcción y funcionamiento de un mall en calle Diego Portales con Varela y del nuevo edificio consistorial en la misma Varela, con José  Borgoño, el aumento del tráfico vehicular por esa área de la ciudad provocaría un colapso sumando el funcionamiento del Rodoviario, Rojas indicó que por los nuevas pistas del Eje Videla- Parte Alta, dicha situación tendería a estabilizarse.

«Hay que esperar un poco que se consolide lo que es el desarrollo del nuevo Eje y se reordene nuestra propuesta para el borde costero, para el acceso al sector portuario y al centro y se habiliten  más estacionamientos que deberán ayudar a descongestionar, más una gestión más eficiente  y tecnológico de los flujos de ingreso y salida de los buses del terminal porque así no tendría mayores inconvenientes para seguir funcionando».

Agregó que  las dificultades viales también obedecen a factores externos a la actividad del terminal, «a veces la congestión se produce también porque eventualmente vemos que los conductores estacionan en lugares no habilitados y también porque se van instalando feria de las pulgas y comercio ilegal causando dificultades».

Henríquez,  en cuanto a la próxima implementación del nuevo edificio municipal, dijo que ya están realizándose los análisis para ver la forma en que influirá en el tránsito y las posibles soluciones a la demanda que generará para acceder a el.

«Todo proyecto  de envergadura que impactará sobre la capacidad  vial existente son sujetos de estudios de impacto de tránsito, por lo tanto quienes construyen deben tomar los resguardos y habilitar vías para que el tránsito proyectado de vehículos y personas pueda desempeñarse sin ningún inconveniente, hay responsabilidad nuestra,  por cierto, como administradores de la comuna y la ciudad para dar las garantías de que el sistema sea integrado para que estén todas las condiciones para que el flujo sea el adecuado y ese es el desafío que tenemos una vez que esos proyectos tan ansiados se vayan incorporando».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre