Museo Arqueológico reabre biblioteca y exhibe cuadernos de su fundador

0
7

6El Museo Arqueológico de La Serena nace gracias al trabajo de investigación, principalmente en terreno, realizando en la década de 1930 por Francisco Cornely Bachman. Gran parte de sus estudios y rescates arqueológicos del mundo indígena quedaron inmortalizados en sus cuadernos de campo.

Hoy, cuando ya han pasado cerca de 80 años de sus principales hallazgos arqueológicos, estos registros de puño y letra son guardados como verdaderos tesoros. Ayer, se llevó a cabo la reapertura de la biblioteca especializada del Museo Arqueológico.
Bajo un nuevo concepto este espacio pone a disposición de los usuarios más de 2 mil libros, recursos digitales, computadores de libre acceso, programas especiales para no videntes y una nueva colección infantil. Pero, además, cuenta con un área especial para investigadores o tesistas.
«Tenemos un área en la que están contenidos todos los libros que son para especialistas por su nivel de vocabulario y especificidad, tenemos libros de antropología específica, abarcamos todo lo que es Chile, América Latina e incluso América del Norte. Pero también tenemos colecciones patrimoniales que han llegado por donaciones, principalmente una parte rescatada del Liceo de Hombres una vez que fue demolido el antiguo edificio, se rescató una gran parte de esa colección y se trajo para acá… también tenemos colecciones que han sido entregadas por serenenses, y por eso tenemos libros antiguos chilenos como por ejemplo la primera edición de la Historia General de Chile de Diego Barros Arana», indicó a LA REGIÓN Lorena Troncoso, bibliotecaria de la biblioteca del Museo Arqueológico de La Serena.
Otra colección que está disponible en esta zona es la entregada por «Osvaldo Ramírez Ossandón, un serenense muy connotado que no solo se dedicó a sacar fotografías y diapositivas de La Serena y el mundo, sino que también libros, revistas, imágenes y hasta juguetes. Tenemos una gran colección que fue entregada como legado a este museo. Todas esas colecciones, además del archivo fotográfico propio del museo, de toda su historia, con sus salidas a terreno y todo lo que ha desarrollado este museo, está también plasmado en fotografías lo que tenemos en esta biblioteca… las más antiguas ya están digitalizadas».
Pero sin duda uno de los máximos tesoros son los cuadernos de campo de dos de los pioneros del Museo Arqueológico de La Serena, Francisco Cornely Bachman y de Jorge Iribarren Charlín.

«Todo eso ya está digitalizado…tenemos sus trabajos, sus dibujos y lo que hacía donde Gabriel Cobo, que fue director de este museo, pero que partió siendo dibujante de don Jorge Iribarren, así que también tenemos todo ese material que está en proyecto de digitalización, por ahora lo tenemos como un archivo de acceso restringido, para conservarlo… Tenemos una parte en formato digital, pero aún no lo hemos cargado en una página web nuestra», indicó Lorena Troncoso.
En tanto, Gisela Cornely Pradines, hija del fundador del Museo Arqueológico y que estuvo presente en la reapertura de la biblioteca, destacó la importancia que el legado de su progenitor pueda ser conocido por las futuras generaciones.
«Me parece fantástico, maravillo que haya acceso para toda la gente, los estudiantes, para todo tipo de edad. También hay libros de los trabajos de mi padre…es importante que su obra pueda ser conocida. El donó toda su biblioteca al museo… es emocionante poder verlo acá», indicó a LA REGIÓN.
La biblioteca mantiene su esencia desde su fundación. Es así como se pueden encontrar trabajo en las áreas de arqueología, antropología y ciencias sociales. El horario en que se podrá visitar estas dependencias será de martes a viernes desde la 09:30 a 17:30 horas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre