Nombre de Cox en la Catedral sigue dando que hablar: No lo quieren

1
21

12Aunque ya sostuvieron una reunión, en abril, el arzobispado no ha dado visto bueno. Juan Rojas, quien lidera la iniciativa con la Coordinadora de Derechos Humanos, buscan retirar el nombre de Francisco José Cox de la placa de mármol de la Catedral. Y para eso, comenzaron este día lunes con una recolección de firmas paa llevarlas a Monseñor René Rebolledo y de igual manera, al Papa en el Vaticano. «Aunque si lo recibe o no, eso lo dejaremos en manos de Dios», cuenta Felipe Barraza, de la Coordinadora.
Francisco José Cox, arzobispo de La Serena entre 1990 y 1997, se encuentra recluido en un monasterio de Alemania –previo paso en 2001 por Bogotá, Colombia, hasta donde fue enviado por la Santa Sede para realizar una investigación sobre los misterios laicales en la iglesia latinoamericana- luego de denuncias por «conductas impropias» contra menores de edad.
«Nace esta idea, después de una solicitud ciudadana y como coordinadora de Derechos Humanos, decidimos apoyarla pues tiene un sentido de justicia y reivindicación hacia las víctimas de la iglesia, en este caso, de Cox. Se sabe que hay casos que en esa época no eran denunciados, porque los arzobispos y curas eran intocables. Acá no sólo es Fernando Karadima, sino que también hay otros que han cometido los mismos actos y no son nombrados. Entonces, cuando uno pasa y entra a la catedral, vemos que el nombre de Francisco José Cox está presente y eso molesta, indigna».
Barraza explica que en abril solicitaron una reunión con Monseñor Rebolledo, a quién se le explicó el tema, se le hizo la solicitud ciudadana, apoyada por la coordinadora de Derechos Humanos. «Pero nos dijo que no es posible borrar el nombre, porque finalmente la iglesia es como una familia y al ser una familia, uno puede tener familiares buenos o malos, pero uno no los puede borrar de la historia de la vida de la familia. Por lo tanto, no puede ser removido».
En el fondo, dice Barraza, la placa en la Catedral «es recordarle a la gente que acá hubo un pedófilo y ese pedófilo hizo daño. Hasta el momento llevamos 40 firmas y recién partimos este lunes. Lo ideal es entregar esto el día viernes y a más tardar el próximo lunes. Creemos que la reparación y el acto de justicia también deben pasar por algo material, dado que el perdón queda en el papel, pero retirar el nombre sería como un acto de justicia. Por lo mismo, la idea es recoger firmas de políticos, estudiantes, gente de la cultura, dirigentes sociales y donde Monseñor Rebolledo será el primero en recibir esta misiva con las firmas, pero también lo enviaremos al Vaticano para que lo vea el Santo Padre y se pueda hacer justicia».

Dentro de las personas que ya firmaron la carta se encuentran los diputados Sergio Gahona y Juan Manuel Fuenzalida. Este último se refirió a esta iniciativa argumentando que «no se desconoce que fue Obispo de La Serena, pero mientras no solucione su situación procesal y no resuelva estas denuncias que quedaron inconclusas, creo que no es prudente tener una placa con su nombre, dado la situación existente.

Tengo entendido que hoy está en un convento en Alemania y, por lo tanto, mientras no resuelva su situación procesal respecto a las denuncias que se hicieron, creo que no es prudente tenerlo dentro de esta nómina. Muchos estamos sorprendidos de la situación, pero ahora vienen a reconocerlo y deben tomarse estas consideraciones que han pasado y que siempre fueron encubiertas y no resueltas y sinceradas.

Me declaro católico, pero también quiero una iglesia que se sincere, que sea transparente, que esté con la gente y que en definitiva, haga el trabajo que nunca debió haberse dejado».

El concejal Luis Aguilera afirmó que «una persona que está cuestionada no debería tener el privilegio de estar junto a otros connotados personajes de la iglesia. Me pidieron apoyar esta iniciativa y creo que está correcto. Es un acto de justicia para las víctimas. De José Cox han salido informaciones hace mucho tiempo, antes de que fuera enviado a Colombia y ahora está en Alemania. Me parece que una persona investigada de  esa manera, no debiera estar junto a las otras personalidades que sí han cumplido sus funciones, su labor y por eso me parece que está bien».

El músico y concejal Mauricio Ibacache también firmó la carta e indicó que «sin ser inquisidor ni nada por el estilo, creo que hay una pata que no se ha resuelto, como se dice, y es que con todos estos escándalos que se han dado en el país, todas estas personas son tratadas por los tribunales eclesiásticos, pero me pregunto: si un particular comete estos actos de pedofilia, ¿se va preso? y además lo toma la justicia ordinaria. Creo que no puede haber un doble estándar en Chile. Debiéramos ser todos iguales ante la ley y las personas que han cometido actos prohibidos, tienen que ser tratados en su estamento, la iglesia, en este caso, pero luego tienen que ser tomados por la justicia como cualquier otro chileno. Algunos retiros espirituales no me cuadran, porque siento que algunas veces la gente lo ve como un premio. Soy de la idea de que si una persona está castigada por abusos deshonestos, no honra a la iglesia, por lo tanto no creo que merezca estar un sitial de honor. Acá la justicia no hace nada y las víctimas no son reparadas. No me siento inquisidor, insisto, pero obviamente que las personas que ostentan poder, si lo ejercen mal, tiene que ser castigado y no tiene porqué ser honrados».

1 COMENTARIO

  1. MONSEÑOR COX , DEJO PESIMA IMAGEN , CUANDO SE INVOLUCRO CON NIÑOS DEL “KAIROS”
    UFFFFFFF , TERRIBLE Y POR ELLO LE COSTO EL TRASLADO , ES CONOCIDISIMO LO QUE REALIZABA , COX
    FUERA LOS PEDOFILOS Y MAÑOSOS SEXUALES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre