Nueva Ley de Convivencia Vial divide opiniones en autoridades

0
64

Este domingo se dio inició oficialmente a la Ley de Convivencia Vial, cuya normativa tiene como objetivo «ordenar» el rol de los automovilistas, ciclistas y peatones en la vía pública y que obligará a una modernización total del sistema de ciclovías en la Región de Coquimbo, como lo indicó el seremi de Vivienda y Urbanismo, Hernán Pizarro, pero que también criticó el alcalde de La Serena, Roberto Jacob.

«La operatividad tenemos que irnos poniéndola a tono y donde haya que mejorar la infraestructura en las calles, por ejemplo, vamos a tener que hacerlo, ya que tenemos que ir avanzando a un país más desarrollado. Es más. Acá en la conurbación nos hemos puesto como meta tener de acá a dos años al menos 30 kilómetros de ciclovías, lo que es muy potente, pues no creo que exista otra región que haya avanzado tan rápido y tan fuerte en esta materia», apuntó el seremi.

El jefe comunal afirmó, en tanto, que «no es novedad que en este país se hagan leyes y que se las achaquen al municipio, pero como es ley no nos queda otro camino. Pero nuestros legisladores deberían entender que hacer ley a lo mejor es fácil, pero implementarla con los recursos quizás es lo difícil. Lamento que no tengamos hoy los recursos para poder implementarla como corresponde, pero nosotros vamos a seguir haciendo ciclovias y las estamos haciendo versus los proyectos».

También agregó «de verdad que no entiendo que pueda haber una ley que no traiga recursos, pero bueno, esperemos que a medida que vaya avanzando se vaya implementando. Lo importante es que ojalá la gente respete a los ciclistas, como también los ciclistas respeten a los peatones. La ley hace que convivan vehículos juntos con los ciclistas, así que ahora va a entrar algo en vigencia es que es muy importante, que es el respeto».

30 kilómetros de ciclovías…

De todas maneras, el seremi de Vivienda y Urbanismo, respecto a que si esta ley obligará a mejorar los estándares en gran parte de las ciclovías, indicó tajante que «sí, absolutamente. Esta ley va enmarcada en generar cambios culturales importantes, sobre todo en lo que es la convivencia. Como gobierno estamos contribuyendo para tener ciudades más justas y amigables, por lo que esta ley es importante. Ahora, de que la infraestructura no está preparada 100% por ejemplo las calles, podría ser y es ahí donde tendremos que hacer que converjan la política con la infraestructura».

Si es que existe algún periodo de tiempo, aseguró que «estamos teniendo una transformación importante en la conurbación, pero ya en Ovalle hay un plan master de ciclovía, el que estamos diseñando de la mejor manera para que estas cosas converjan y sean consistentes y no generen problemas, en el sentido de accidentes. En el resto de las comunas también tenemos que avanzar, pero si existe un plazo creemos que tenemos que ir haciéndolo gradualmente. Y todo lo que se construya de ahora en adelante va con ciclovía y lo que está construido y no tiene ciclovía, vamos a tener que utilizar las veredas, las calle y si no están en condiciones, el Gobierno ha lanzado un programa importante que se llama «Vive tu Vereda», que para poder devolverle la infraestructura a la calzada, sino que poner en primer orden a los peatones. No obstante, lo principal es el cambio cultural, ya que no podemos dotar de infraestructura si a las personas no les enseñamos cómo tenemos que convivir, que es lo que más nos cuesta».

Concretamente, la norma establece para los ciclistas, por ejemplo, que por regla general no podrán transitar por la vereda, aunque existen excepciones, como el caso de los menores de 7 años que circulen acompañados, los menores de 14 años que lo hagan sin acompañante, además de personas de la tercera edad y aquellas con movilidad reducida.

Al mismo tiempo, si la iluminación y las condiciones climáticas impiden cumplir con la regla general de transitar por el lado derecho de la calzada o por las ciclovías certificadas, los ciclistas estarán autorizados a transitar por la vereda.

Ahora bien, las multas asociadas al no cumplimiento de esta obligación oscilan entre los $10 mil y los $24 mil, mientras que para ser sancionado, deberá ser sorprendido in fraganti por un funcionario de Carabineros.

El seremi de Transporte y Telecomunicaciones, Juan Fuentes, afirmó que «la fiscalización corresponde a Carabineros, inspectores fiscales e inspectores municipales»

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre