Ola de argentinos sigue arrasando con stock de artículos tecnológicos

0
7

Muchos lo comentan desde inicios del verano: los argentinos están arrasando con los inventarios de artículos electrónicos en las tiendas de La Serena y Coquimbo. Así lo confirman dependientes y promotores de esta clase de productos en las tiendas de la zona, en momentos en que ya la afluencia de ciudadanos trasandinos va bajando.
En general, el fenómeno se explica por la alta inflación que existe en Argentina, cuestión que eleva los precios, como también por las liberalizaciones adoptadas por el gobierno del Presidente Mauricio Macri al mercado cambiario y al uso de tarjetas de crédito, cuestiones que estaban seriamente restringidas con la mandataria anterior, Cristina Fernández. A esto se agregan algunas situaciones más puntuales, como la inexistencia allende Los Andes de productos de la afamada marca Apple, la cual se retiró de Argentina debido a las trabas impuestas por la administración de Fernández a la comercialización de productos importados.
Jaime Cortés, promotor de telefonía Samsung en la tienda Paris La Serena, corrobora sin duda alguna: “Se han llevado prácticamente todo. Desde noviembre empezaron a venir en masa, vendimos casi todo lo que teníamos. Llegó la mercadería de diciembre para Navidad, se nos fue la mitad para Argentina y la mitad quedó en Chile, mucha gente se quedó sin teléfono. En enero logramos un 280% de venta por sobre lo esperado, y como Departamento de Electrónica, más o menos un 150%. Estuvimos sin mercadería como dos semanas, llegaba algo y se iba al tiro, así que estuvimos caídos en stock por las compras de ellos, y en muy poco tiempo”.
El trabajador señala que los clientes argentinos suelen llevarse más de una unidad, pero todo con boletas separadas, por los trámites de Aduana. “En telefonía, los modelos insignia de Samsung se los han llevado todos, básicamente por la inflación, allá los precios son muy elevados. Por ejemplo, un equipo que aquí les cuesta cuatro mil pesos argentinos, allá les sale por siete mil”, dice.
Javier Michelini, un turista trasandino venido desde Santiago del Estero, y por primera vez en La Serena, contó en la mayoría de los productos “hay mucha diferencia, un teléfono que acá lo estoy viendo en 600 mil pesos chilenos, que en moneda nuestra serían unos 12 mil pesos, allá me cuesta 18 mil. Los precios son súper elevados, en televisores, hasta la ropa. Acá compras todo, hasta cosas para la escuela de los chicos”.

Notebooks,
la otra obsesión

Si los teléfonos celulares son el producto preferido por los argentinos, no es menos cierto que los computadores portátiles siguen siendo otra de sus obsesiones. En la tienda Falabella de La Serena, Patricio Barraza, vendedor de la marca HP, señala que esta conducta es ya una cuestión permanente, aunque este año se escapó notoriamente: “Es permanente, el año pasado se notó que vino harto argentino, pero este año hubo más. De hecho, todavía quedan algunos que andan comprando. Chile, en temas tecnológicos, es más económico que el resto de la región”.
Señala que, en el caso de los notebooks, ellos “buscan lo más económico, vienen a regatear, cuáles son las ofertas”. Pero una vez que eligen, se llevan de a dos o hasta tres.
En la tienda Reifschneider, el encargado, Eduardo Tapia, confirma que al ser ellos representantes oficiales de la marca Apple, experimentan ya desde hace algunos años una constante venida de argentinos en busca de producto que no encuentran en su país. “Lo que más llevan: Iphone (teléfonos) y MacBook (notebooks). Por ejemplo, el Iphone sale en pesos chilenos entre 540 mil pesos y un millón; para ellos, con el cambio, les queda desde 12 mil pesos (argentinos) para arriba. Allá, un Iphone del mismo modelo les sale 20 mil pesos, en el mercado informal”.
Por lo anterior, “tanto para la reventa como para uso personal, para ellos es muy conveniente. Llevan de a dos o tres; a veces vienen grupos familiares grandes”.
ARG

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre