Artistas y turistas extranjeros valoran el legado de Lucila Godoy

6En la Casa de las Palmeras se realizó un reconocimiento donde se colocó en valor el legado de la Premio Nobel de  Literatura en 1945.
En el marco de la conmemoración de los 60 años del fallecimiento de la poetisa, el municipio serenense convocó a autoridades, artistas y visitantes a un homenaje y recorrido por una de sus residencias, situada en la Avenida de Aguirre con Juan José Latorre, la cual es el punto de inicio del circuito turístico cultural «Ruta Mistraliana».
La poetisa chilena falleció el 10 de enero de 1957 en Nueva York, a las cuatro de la mañana con 18 minutos, dando fin a 67 años de su obra, la cual todavía trasciende más allá de nuestras fronteras.  Este año se cumplieron 60 años de su partida, razón por la que se realizan múltiples homenajes a la Premio Nobel, como el que se vivió ayer por la mañana en la Casa de las Palmeras.
La musa sigue viva
Los artistas regionales que concurrieron al acto valoraron su aporte remarcando que ha sido fuente de inspiración para la cultura en general. «Hace tiempo participé en un concurso sobre Gabriela Mistral, en el cual había que elegir un poema y hacer una pintura», señala Guillermo Rivera, pintor que la retrató en un cuadro inspirándose en el poema «La Pajita».
Asimismo, Coke Araya  de la banda serenense Magnolia Blues, quien interpretó musicalmente sus poemas, califica a Lucila Godoy como «un alma de tamaño universal». «Para mí es un honor, porque hace años me puse a estudiar a Gabriela Mistral y me di cuenta de que por una razón estábamos ciegos, porque es un personaje que va más allá de un Premio Nobel, uno siente que es un ser divino», declaró.
Además agregó que junto a su banda está preparando un disco tributo, el cual «llevará nombre Lucila del Perpetuo Socorro».

Luego del homenaje vino el recorrido por la casa donde vivió Lucila Godoy, cuando regresó de México en 1925. Los más sorprendidos fueron unos turistas provenientes de Francia, quienes se encuentran en la región para recorrer los hitos de la Ruta Mistraliana.
«Es como entrar a la intimidad de la Gabriela, en su habitación hay fotos de su familia. Me llama la atención la figura de Jesús y el Sagrado Corazón. Es como si desde el cielo llegaba la gracia de su inspiración, porque todo eso aparece en sus poemas», afirmó Frank Waille, quien comparte este viaje junto a su amigo Francois Faucher.
El nombre de Gabriela Mistral lo conoció en Francia, al igual como  Violeta Parra, Javier Parra o Pablo Neruda. «Aquí hemos descubierto que su tierra, por eso nos vamos esta tarde al Valle de Elqui a visitar su casa de nacimiento», comentó, demostrando su gratitud por tener este «regalo del cielo».

Comparte esta noticia

Google1GoogleRSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *