Prisión preventiva para acusados de «loteos brujos»

18Este viernes en una extensa audiencia de cerca de 6 horas, la fiscalía formalizó en la investigación en el Juzgado de Garantía de Coquimbo, a Juan Miranda Carmona y a Ximena Burdiles Morh, por estafas reiteradas y por infracción a la ley de urbanismo, que habrían cometido entre los años 2014, 2015 y 2016, al vender loteos de la parcela 45 de Pan de Azúcar a 54 víctimas a pesar que la parcela tenía hipoteca y prohibición judicial para celebrar actos y contratos, lo que impide a los compradores inscribir la propiedad en el Conservador de Bienes Raíces.
Previo a la formalización, en horario matinal, la Segunda Sala de la Corte de Apelaciones de La Serena desestimó el recurso de amparo de los imputados.
Los magistrados consideraron que la orden de detención pedida por la Fiscalía y otorgada por el Juez de Garantía de Coquimbo, Pablo Lizama, resultó procedente. Burdiles y Miranda no comparecieron a dos audiencias de formalización en 2016 y a dos del presente año, aduciendo problemas de salud, mismo argumento que invocaron para no acudir a la audiencia de formalización el lunes.
En esa última audiencia, el abogado defensor Flavio Gómez presentó un certificado médico psiquiátrico, que indicaba orden de reposo absoluto para los imputados.
Pero el reposo fue incumplido por Burdiles, ya que fue detenida el miércoles en el aeropuerto internacional de Santiago cuando pretendía ir a Lima.
El jueves compareció en el Juzgado que la requería para ser formalizada junto a Miranda, el que decidió presentarse de forma voluntaria.
El Juez Diego Rubi Araya amplió la detención de Burdiles, y dejó citado para el viernes al coimputado para nueva audiencia para formalizarlos, a la espera que la Corte resolviera el recurso de amparo, finalmente fue rechazado.
Estafa contra
54 víctimas que
pagaron $650
millones en total

La formalización estuvo a cargo del fiscal de la causa Nicolás Nicoreanu, con apoyo el fiscal Juan González, que expusieron al Juez Diego Rubi los antecedentes de la acusación, basados en el informe de la Policía de Investigaciones, PDI, en la declaración de las víctimas y en las declaraciones de Miranda y Burdiles.
El fiscal Nicoreanu expuso que ambos imputados a través de su empresa Parcons, constituida en el año 2012, adquirieron en febrero del 2014, la parcela 45 del sector Vuelta del Martillo de Pan de Azúcar de 10,5 hectáreas destinada solo a uso agrícola, al empresario serenense Atilio Callegari, en la suma de 380 millones de pesos, pagando 5 millones al contado y el resto con letras, con el compromiso de cancelar una hipoteca que pesaba sobre la propiedad, ascendente a $55 millones con el Banco Corpbanca.
Luego en marzo de 2014, los acusados pidieron al Servicio Agrícola Ganadero, Sag, subdividir la parcela en 16 lotes de 5.000 metros cuadrados, lo que fue autorizado, pero esos lotes a su vez, de forma irregular, fueron subdivididos en 87 sitios de mil metros cuadrados, superficie menor a la establecida por la Ley de Urbanismo, con trazado de calles, rotondas y áreas verdes con planos.
Siguiendo con la formalización, de forma posterior, los imputados procedieron a ofertar los 87 sitios como terrenos para uso habitacional sin pedir cambio de uso de suelo para ese fin, ya que la parcela está fuera de los límites urbanos de la comuna, tanto al Ministerio de la Vivienda y Urbanismo, al Ministerio de Agricultura y al municipio.
Además Parcons publicitó la venta de 87 sitios a través de carteles publicitarios, avisos en prensa y a través de vendedores, ofertándolos como terrenos de mil metros cuadrados con acceso a servicios de luz , agua y alcantarillado, con precios entre los $7 millones y los $20 millones.
De esa forma, los terrenos fueron adquiridos por las víctimas a través de promesas de compraventa, cesión de derechos y de ventas directas, mediante contratos en los que, de acuerdo a la fiscalía, está estipulado que son sitios que estaban libres de todo gravamen, litigio y prohibiciones.
Por otra parte, el fiscal Nicoreanu refirió que Burdiles y Miranda no cancelaron las letras al dueño de la parcela el que los demandó ante el Primer Juzgado de Letras de La Serena en el mes de octubre de 2014, proceso en el que ese Tribunal decretó prohibición de celebrar actos y contratos respecto a la parcela 45 decretando el 13 de octubre de ese año el embargo de la propiedad.
A raíz de esa situación, las víctimas quedaron imposibilitadas hasta la fecha de poder inscribir los sitios que compraron ante el Conservador de Bienes Raíces de Coquimbo, lo que según el ente persecutor penal da cuenta de un actuar delictivo de los imputados, imputándoles el delito de estafa reiterada y de un delito de loteo irregular de acuerdo a la Ley de Urbanismo.

Comparte esta noticia

Google1GoogleRSS

2 Respuestas para Prisión preventiva para acusados de «loteos brujos»

  1. Fabiola Espinoza

    Qué pasó con el notario que autorizó la venta? Se supone que es él quien debe asegurarse que es ella la propietaria de los terrenos. Aquí hay mucha gente afectada, me incluyo.
    Además mi terreno lo volvió a vender a otra persona.
    Espero que de una vez por todas se haga justicia.

  2. Ojalas estos delincuentes.pasen mucho tiempo en la carcel y haci la jente honrrada y de trabajo no corra peligro de ser engañada embaucada ppr este tipo de personas, y que como estos dos igual estan cometiendo el mismo delito.de estafar y quitarle el.sueño de muchos por tener un mejor espacio para vivir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *