Logran producir hortalizas con agua de mar sin desalar

7Nutritivas y de buen sabor son las acelgas y tomates cherry que un equipo de ingenieras de la Universidad Católica del Norte (UCN) lograron producir utilizando agua de mar sin desalar en el sector costero del desierto de Atacama, en la Región de Antofagasta.
El desarrollo corresponde a un proyecto pionero que puede revolucionar la producción de alimentos en el país, y transformar a esta alternativa en una nueva actividad productiva que irá en directo beneficio de los habitantes de caletas y zonas pobladas de la zona norte.
La particularidad del sistema es el empleo de agua de mar en forma directa, es decir, sin eliminar la sal que trae incorporado el vital elemento desde su origen oceánico. Este logro fue posible gracias a un desarrollo gestado por un equipo de ingenieras del Centro de Investigación Tecnológica del Agua en el Desierto (Ceitsaza) de la UCN, centro especializado en el manejo y búsqueda de soluciones a problemáticas relacionadas con los recursos hídricos.
La idea, que fue presentada a la comunidad y autoridades de la zona, consistió en un estudio de la factibilidad técnica para cultivar acelga y tomate cherry con agua de mar, empleando riego por capilaridad.
«El ascenso capilar es una propiedad de los líquidos. El agua comienza a ascender y las sales quedan retenidas en el sustrato», señala Natalia Gutiérrez Roa, directora del proyecto, quien explica los principios básicos de la metodología utilizada para hacer crecer las hortalizas.
Para realizar el estudio, que tuvo lugar en instalaciones costeras de la UCN, se construyeron dos terrazas de cultivo para pruebas, con tres niveles de distintas alturas cada una.
El primer nivel consideró 40 centímetros de sustrato, el segundo 80 y el último 110 centímetros. Cada terraza diseñada por el equipo de ingenieras incorporó un nivel freático de agua de mar en sus bases.
En el caso de las acelgas, los mejores resultados fueron obtenidos en el primer nivel (40 cms.), con plantas cuyo crecimiento fue de entre 22 y 52 centímetros de altura. En cuanto a los tomates cherry, los resultados destacados estuvieron en el nivel 3 (110 cms.), con plantas que alcanzaron de 46 a 72 cms. de altura.
«Elegimos las acelgas y los tomates cherry por su tolerancia a la salinidad, aunque un principio básico de este proyecto fue no regar directamente con agua de mar de manera superficial», aclaró la ingeniera agrónoma Natalia Gutiérrez.

Comparte esta noticia

Google1GoogleRSS

Una respuesta para Logran producir hortalizas con agua de mar sin desalar

  1. Este experimento ya se realizó hace años por la Fundación Aqua Maris
    Aquí el link y la explicación
    http://www.aquamaris.org/riego-con-agua-de-mar/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *