En medio de tiroteos y un gran operativo, Carabineros de Salamanca detuvo a una banda

14Hubo cuatro detenidos tras un gran operativo de Carabineros de Salamanca, que incluyó un enfrentamiento a disparos con los delincuentes que transportaban armas militares y 51 kilos de marihuana.
El Jefe de Zona, General Rolando Casanueva, destacó el pronto y efectivo accionar policial.
Al mediodía del día lunes se encendió la primera alerta en la Avanzada Fronteriza San Agustín de Carabineros, ubicada en la cordillera de la comuna de Salamanca y dependiente de la Cuarta Comisaría «Illapel», tras recibir la denuncia de un familiar de los afectados indicando que algo extraño ocurría en el sector donde una familia de crianceros habita.
Tras la denuncia funcionarios policiales se dirigieron al sector, encontrando todo revuelto en el domicilio de la familia, sin encontrar rastro de ellos, por lo que comenzaron a patrullar el sector, ubicándolos a un kilómetro del lugar maniatados en las cercanías de una quebrada. Tras liberarlos las víctimas relataron que un grupo de aproximadamente ocho individuos había ingresado al domicilio solicitándoles droga, respondiendo que ellos no tenían, momento en que los subieron a su propio vehículo y los abandonaron en el lugar.
Con la ayuda del propio criancero y luego de pedir refuerzo a la Subcomisaría de Salamanca, comenzaron a seguir el rastro de las huellas por donde huyeron los delincuentes, encontrándolos kilómetros más allá, los cuales al advertir la presencia policial comenzaron a disparar armas de grueso calibre contra el personal policial, produciéndose un enfrentamiento que duró aproximadamente una hora y luego de la cual se trasladó a uno de los delincuentes lesionado por impacto de bala y se detuvo a otros dos participantes.
En el lugar además se encontró un camión y un auto, que no registran encargo por robo, pero que circulaban con patentes de autos robados, en el que estaban transportando más de 51 kilos de marihuana en diferentes sacos, encontrando más armamento y también chalecos antibalas con el logo PDI y una casaca operativa de Carabineros.
Durante el procedimiento se recuperaron seis armas de fuego, consistentes en tres pistolas de 9 milímetros, una carabina, una escopeta y un fusil de guerra M16, todas con sus respectivos cargadores llenos de municiones contra los que dispararon al personal de Carabineros.

Comparte esta noticia

Google1GoogleRSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *