LA SEQUÍA GOLEADORA DE LEONARDO MONJE

17Goles son amores en el fútbol y más para un delantero. De ahí la preocupación de los hinchas piratas que ven como su capitán y principal atacante, Leonardo Monje, no logra anotar desde hace 18 partidos oficiales.
Monje aporta al equipo dentro de la cancha. Baja a buscar balones al sector de mediocampo para hilvanar jugadas, habilita, pero a la hora de convertir no está fino.
Parecía que esa maldición podía acabar cuando en un duelo amistoso de pretemporada le convirtió a Universidad de Chile, el día que Coquimbo Unido doblegó por 4-1 a los azules, pero todo se fue diluyendo con el correr de los minutos de los partidos de Copa Chile y las dos fechas del campeonato de Transición de la Primera B.
En total, hoy se cumplen 347 días que no convierte, un plazo bastante largo para quien ha formado su carrera a punta de goles.

¿Es la edad un factor?
Leonardo Monje nació el 16 de marzo de 1981, hoy tiene 36 años y a su favor corre la experiencia y una larga trayectoria, pero el presente y su avanzada edad -para un deportista- podrían estar jugándole en contra.
Según indica Francisco Carvajal, profesor de educación física, diplomado en entrenamiento deportivo y magíster en ciencias de la actividad física y deporte, “Existen dos edades en un deportista, la edad cronológica y la edad biológica. Obviamente que hay cualidades físicas que se van mermando con el tiempo, que son degenerativas, como la fuerza, la velocidad, la resistencia y la flexibilidad. Por eso es importante tomar en cuenta en la planificación de los entrenamientos, estos aspectos para evitar las lesiones y potenciar los otros aspectos que detallé anteriormente”.
Carvajal agrega que “hay otros factores externos que inciden como son la nutrición deportiva, el cuidado, descanso y recuperación que tenga un deportista, eso que se llama ‘entrenamiento invisible’. Hoy en día se utiliza mucho la crioterapia, que es la recuperación en hielo”.

¿Llegó la hora del cambio?

Solo el técnico tiene la respuesta a esta pregunta y la decisión final está en sus manos. Por ahora, el jugador que suma más posibilidades de entrar como eje de ataque en el esquema de Patricio Graff es Camilo Melivilú, atacante venido de Audax Italiano quien tiene solo 23 años.
“Se marca una diferencia entre un jugador de 23 años y otro de 30 y tantos, porque el primero está en su pic de rendimiento y el otro ya va a en decadencia respecto a su condición física”, analiza el profesional de educación física, Francisco Carvajal.
Parav finalizar, Carvajal puntualizó que “un deportista puede desarrollar hasta los 25 años sus cualidades físicas, va a depender mucho del trabajo que se haga en la etapa formativa. Hay evaluaciones que se hacen después del despegue hormonal como la evaluación de Tanner, y va a depender mucho de eso si se trabajó en edades tempranas, para poder estimular fibras rápido. De eso dependerá si tiene una larga carrera, porque quienes no tengan una buena formación tendrán daños musculares, óseos, porque no se trabajó en la edad que corresponde”.

Comparte esta noticia

Google1GoogleRSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *