Debutó en la región el «Pulsómetro» para detectar taxímetros adulterados

16El año 2016, el Ministerio de Transportes recibió a nivel nacional 509 denuncias en contra de taxis básicos, de ellas, 384 corresponderían a excesivas tarifas aplicadas por los taxímetros. Ante ello la entidad dispuso la compra de «Pulsómetros», aparatos que permite hacer fiscalizaciones del correcto uso de los sistema de cobro automático de la taxis.
El nuevo equipo es un generador de pulsos que se conecta directamente con el taxímetro y simula el sensor de distancia que se transmite a través de un cable al dispositivo. Mediante luces rojas, los fiscalizadores pueden conocer en tiempo real si se está o no cumpliendo con la norma. Pero las fiscalizaciones no sólo se realizarán en Santiago, sino que ya se han distribuido 30 «Pulsómetros» a nivel nacional. Ello implicó una inversión de sobre los dos millones de pesos.
Este equipo debuto en la ciudad de La Serena, específicamente en el terminal de buses donde un taxi fue sorprendido con el dispositivo de cobro adulterado. En total, fueron 20 las fiscalizaciones realizadas.
«Este Pulsómetro lo que hace básicamente es simular en servicio de taxi básico para ver si el taxímetro está adulterado, en este caso fiscalizamos a los vehículos que están acá afuera de la terminal de buses y detectamos uno que estaba adulterado, básicamente se le estaba adicionando una tarifa de 150 pesos por tramo, es decir, por cada 200 metros se estaba cobrando más. La idee es tratar de valar por el bien de los usuarios, así como nos preocupamos de fiscalizar a los vehículos informales, también lo hacemos con los vehículo que están autorizados para circular, pero en La Serena, Coquimbo y Ovalle está la obligación de hacer con taxímetros, por eso es importante que este aparato esté en buen estado», indicó el seremi de Transportes, Oscar Pereira.

MULTAS

En nuestro país existe uno 35 mil taxis básicos, de ellos unos 24 mil circulan en la Región Metropolitana, y en la Región de Coquimbo, operan 600 taxis básicos y 200 ejecutivos.
En tanto, Mario Muñoz, Encargado Regional de Fiscalización del Ministerio de Transportes, indicó a LA REGIÓN que el caso de cometer una infracción de este tipo, «el taxista es citado al juzgado de policía local y se le aplica una multa que va entre 1 y 1.5 Unidades Tributarias Mensuales (UTM), unos $70.000 pesos. El tribunal podría además, pedir la retención de este taxímetro y bien quien podría incautarlo sería Carabineros de Chile. Nosotros no tenemos la facultades legales para ello. Este Pulsómetro llego a la región de manera definitiva, así que nosotros vamos a estar haciendo controles permanentes a los taxis básicos y ejecutivos».

Comparte esta noticia

Google1GoogleRSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *