LA JOYA MÁS ESPERADA DEL LIMARÍ

17Luego de ocho años se terminó la reconstrucción del Estadio Diaguita de Ovalle. El recinto, que fue demolido en 2009, está completamente terminado y será entregado hoy con la presencia de la Presidenta Michelle Bachelet y el Ministro del Deporte Pablo Squella.
Además de la mandataria y el ministro asistirán parlamentarios y otras autoridades de la región, entre las cuales están aquellos que han luchado en distintos períodos para que la nueva “joyita deportiva del Limarí” fuera una realidad.
Porque construir este estadio no fue fácil. Por el contrario, los cambios de gobierno, el descubrimiento de restos arqueológicos en el lugar que frenaron la construcción, entre otros factores llevaron a que el tiempo de edificación fuera muy amplio, privando a los deportistas locales de un lugar acorde para desarrollar sus disciplinas, principalmente al fútbol local, que con los diferentes clubes que se han creado se han tenido que trasladar a Punitaqui y Monte Patria para hacer de local.

Cronología

El año 2009, las autoridades del momento deciden que se debe construir un nuevo recinto deportivo para la ciudad. El viejo estadio La Chimba no cumplía con las condiciones mínimas para acoger un partido por el fútbol profesional o semiprofesional. Sus butacas, de madera estaban quebradas. Sus camarines en malas condiciones y la cancha tampoco ofrecía un césped donde la pelota corriera con regularidad.
Ese mismo año, por Copa Chile, a Deportes Ovalle le fue imposible ejercer su localía mientras avanzaba etapas hasta llegar a disputar la final ante la Universidad de Concepción. De ahí que se quisiera contar con un estadio que estuviera en manos de los ovallinos.
Wladimir Pleticosic, actual Gobernador del Limarí, el 2014 fue asignado para dirigir al Instituto Nacional del Deporte en la Región de Coquimbo. Fue en aquel período donde habló con la ministra Natalia Riffo, y la subsecretaría Nicole Sáez, para ver la posibilidad de retomar la construcción del estadio de Ovalle.
“Teníamos un estadio que era un proyecto que estaba guardado y no tenía ninguna posibilidad de financiamiento, ni de priorización dentro de lo que significó el gobierno anterior. A partir de la necesidad que levantó la propia ciudadanía, con más de 10 mil firmas que fueron recabadas por grupo de fanáticos, parlamentarios, deportistas y gente ligada al deporte, pudimos subrayar la importancia que significaba este estadio a las autoridades pertinentes”, relató Pleticosic.
Otro de los motivos por los que se paralizó en varias ocasiones la construcción del recinto fue el descubrimiento de restos arqueológicos, cuyos vestigios datan de 1932.
“Nos impusimos la meta de rescatar la identidad de nuestros pueblos ancestrales al ser encontrados vestigios arqueológicos en el lugar. Esto desencadenó la creación de un Museo de Sitio luego del trabajo con nuestras agrupaciones de pueblos originarios, junto con Dibam y el Museo de Limarí, logramos darle la importancia que tienen a los vestigios encontrados en el lugar”, precisó Pleticosic.
Finalmente hoy, se dará por finalizada una larga etapa de construcción para dar paso al disfrute de este nuevo estadio, el cual se pretende sea utilizado por la comunidad en general.

Comparte esta noticia

Google1GoogleRSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *