COMO LORO EN EL ALAMBRE

1717Incertidumbre total se vive al interior del club Brujas de Salamanca. Este fin de semana jugarán su partido correspondiente a la 16 fecha del campeonato de Tercera División A, ante Tomás Greig en el estadio municipal donde ejercen su localía, sin embargo, no saben si seguirán disputando encuentros en lo que quede del año.
La razón es simple. Minera Los Pelambres comprometió recursos en febrero de este año a la Corporación de Deportes Municipal de Salamanca, pero esos dineros aún no llegan a las arcas de la entidad edilicia, que no ha podido distribuirlos como lo hacía habitualmente tanto al elenco semiprofesional que representa a la ciudad como a las ligas de fútbol amateur.
“No somos solo nosotros los afectados. No han llegado los dineros para las asociaciones rurales, el fútbol amateur en general, porque la Corporación de Deportes de la Municipalidad no ha recibido los recursos correspondientes”, aclara el técnico del primer equipo, el experimentado Osvaldo “Arica” Hurtado.
Sobre el particular también sacó la voz el dirigente del equipo, Omar Álamos, precisando en el sitio web Salamancachile.cl que “el señor alcalde, por medio de mi persona -y yo también me sumo- estamos muy molestos por la situación, muy incómodos porque no ha llegado ningún peso”.
Álamos dejó claro que de no llegar dinero a las arcas del club, “está en riesgo la continuidad del Brujas en la Tercera División”, aunque el último plazo que le habría dado el municipio a Minera Los Pelambres se extendió hasta fines de agosto, tras una reunión sostenida el pasado jueves.
“Me comunicaron a mi que tenían una reunión con la dirigencia de Pelambres porque hasta el momento los compromisos pactados no se habían cumplido. Se había acordado que en febrero se iba a entregar una cantidad de dinero a la Corporación que es la que reparte la plata no solamente a Brujas si no que a las asociaciones de fútbol amateur de la zona, pero no llegó nada. Por eso se paralizó el fútbol amateur y Brujas tampoco podría seguir participando”, agregó el DT Hurtado, quien tiene la mente en la cancha y también en lo que sucede a nivel dirigencial.

Una ilusión en vilo

Osvaldo “Arica” Hurtado es un connotado entrenador dentro del fútbol chileno. Entrenó hace unos años con éxito a Magallanes en la Primera B y también se ha dedicado al balompié formativo, pero optó por tomar este proyecto en la Tercera A debido a que vio en Brujas una institución solvente y confiable.
“Es jodido porque uno está en la incertidumbre. En esta división no hay contratos profesionales. De hecho yo estuve trabajando en San Marcos de Arica el año 2016 en las divisiones menores y no me pagaron nunca, era un contrato por tres años y me pagaron solamente un mes, pero todavía no puedo cobrar porque lo maneja la Corporación. Estoy en esa pelea y ahora viene esto, por eso en lo personal se me complica, pero tenemos la esperanza de que se va a solucionar el tema de Brujas, que haya sido solo un problema de los mandos medios”, analiza esperanzado el estratego.
Respecto a en que se utilizan los recursos municipales, Hurtado detalla que “el dinero es para los viajes, para la alimentación de los chicos que no son de Salamanca, la compra de material de trabajo. Nosotros entrenamos todos los días, como un club profesional y nos esforzamos para jugar este torneo que en una segunda rueda esperamos estar en los primeros lugares”.
Es de esperar que el tema se resuelva prontamente, porque para cuerpo técnico y jugadores la situación es preocupante, no solo porque desaparecería su fuente de trabajo, si no también porque estarían matando una ilusión deportiva que se forja cada vez que se forma un grupo para disputar un campeonato.

Comparte esta noticia

Google1GoogleRSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *