Embarcación de vigilancia en reservas marinas islas Choros, Damas y Chañaral en la temporada

6Con la detección de cinco embarcaciones artesanales que extraían indebidamente locos desde la Isla Damas, área marina protegida, hizo su estreno la primera lancha de vigilancia del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) que este martes arribó a Punta de Choros, en la Región de Coquimbo para apoyar la fiscalización pesquera y el cuidado de la fauna marina protegida presente en las reservas marinas Islas Choros y Damas, y en la Isla Chañaral distante 10 millas al norte.
La nueva embarcación zarpó con cuatro funcionarios a bordo desde Coquimbo para tomar posición en torno a la reserva marina Islas Choros – Damas y apenas llegó a la zona el equipo fiscalizador sorprendió embarcaciones en faenas pesqueras dentro del área protegida y distante del área de manejo que sí está autorizada para extraer locos y lapas, como explicó Gerardo Cerda, encargado de Gestión Ambiental de Sernapesca Región de Coquimbo.

“Nos encontramos con un grupo de embarcaciones extrayendo recurso loco dentro de la reserva marina, lo que obviamente es una actividad ilegal. Logramos identificar 5 embarcaciones y cursamos las notificaciones respectivas a los tribunales para que se establezca responsabilidades y sanciones. También logramos que gran parte de este recurso fuera devuelto vivo a la reserva”, precisó Cerda.
En este sentido, el encargado de Gestión Ambiental valoró la presencia de esta embarcación por tratarse de un área de alto valor ambiental para Chile, que concentra 3 territorios de alta importancia ecológica y ambiental, además de ser un área de alimentación para varios tipos de ballenas como la fin, jorobada y azul, y un destino turístico para cerca de 100 mil personas que lo visitan cada año.
“Corresponde a una zona con un valor ambiental excepcional, donde se concentran 3 áreas protegidas que son las reservas marinas Choros Damas en la Cuarta Región; Isla Chañaral en la Tercera Región, y además estas islas están protegidas por la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt dependiente de Conaf. Es un área de alimentación habitual de varias especies de ballenas. Tenemos estimación de que 100 mil personas al año se embarcan para observación de fauna marina, que requiere también de presencia del Servicio para establecer que todo se haga acorde al reglamento específico (distancias mínimas de avistamiento van de 50 a 300 metros)”, recalcó el encargado ambiental de Sernapesca en la región.
Otro aspecto relevante es en el ámbito pesquero donde esta zona concentra una alta productividad con el 90% de todo el desembarque de locos y lapas de la Región de Coquimbo, actividad que también supervisa Sernapesca.
La embarcación de fibra de vidrio, con 9 metros de eslora, tiene un motor de 115 hp y una cabina equipada para 6 pasajeros. El vehículo complementa el trabajo de la oficina que Sernapesca habilitó hace 2 meses en la Caleta Punta de Choros, y permitirá además también la tarea de los guarda parques de Conaf – encargados del área terrestre de las islas- e iniciativas de investigación con universidades de la zona.

Comparte esta noticia

Google1GoogleRSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *