Bajas temperaturas obligan a productores a resguardarse

9Uno de los más damnificados por las heladas es el sector agrícola, en este sentido, desde el Instituto de Investigaciones Agropecuarias, INIA Intihuasi entregaron recomendaciones para preparar los cultivos a eventuales eventos meteorológicos que pueden seguir ocurriendo durante los próximos días o meses, considerando que faltan pocos días para que comience el invierno.
Cornelio Contreras, quien es el encargado de la Unidad de Vinculación y Transferencia Tecnológica de INIA Intihuasi, señaló que «en el sector Pan de Azúcar se ha provocado daños en cultivos como zapallos italianos, pepino dulce, papas y maíz. Según datos del Ceaza desde el año 2004, que no se registraban heladas a principios del mes de junio, siendo el mes de julio en el que tradicionalmente se observan con mayor frecuencia este evento climático».
Por su parte, el seremi de Agricultura, Rodrigo Órdenes, comentó detalles de las labores que se está desarrollando en la región. «Como Ministerio de Agricultura estamos trabajando permanentemente con el Comité de Emergencia Agrícola, donde están desplegados todos nuestros directores a nivel regional. Se ha puesto a disposición la capacidad logística que tenemos, de vehículos y de nuestros profesionales».
Además, el director regional del INIA, Edgardo Díaz, agregó que «el nivel de daño, entre otros factores, estará en función de la intensidad del evento, la vulnerabilidad de la especie o variedad y del estado fenológico en que se encuentre el cultivo. Considerando los efectos negativos de las heladas, se debe seleccionar adecuadamente el sitio de cultivo, especie y variedades, junto con los seguros correspondientes. Sin duda esta es la mejor forma de prevenir perjuicios económicos, además frente a las nuevas condiciones de variabilidad climática resulta necesario estudiar y definir las zonas más críticas en la región».

El daño de las heladas se produce cuando se forma hielo al interior de los tejidos y destruyen las células de las plantas. Las especies frutales, el papayo es el más sensible a las bajas temperaturas, luego el chirimoyo, palto, olivos, limonero, naranjo y mandarino. Sin embargo durante el mes de junio los frutales en su mayoría se encuentran en periodo de receso, por lo que los cultivos anuales son los que se ven afectados con las bajas temperaturas.

Recomendaciones

Desde el Inia señalan que se sugiere a los agricultores estar atentos a las alertas meteorológicas, realizar un manejo de la humedad ambiental durante los instantes de temperaturas bajo cero, ya sea, en el suelo por riego o en la vegetación al mojar el follaje por asperción.
Como medidas a considerar se señala la selección de cultivos con resistencia a las bajas temperaturas, analizar las temperaturas mínimas históricas de la localidad para la selección del cultivo o variedad, ubicar los cultivos en posiciones de baja probabilidad de heladas, invertir en la medida de lo posible en sistemas de calefacción, movimiento de aire, cobertores, entre otros. Como también en sistemas de control de heladas basados en la aplicación de agua de riego, usar invernaderos y/o túneles para controlar la pérdida de energía.

Comparte esta noticia

Google1GoogleRSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *