Artistas de Coquimbo y «Los Mena» homenajean al querido Hernán Gallardo

19Al son de sus temas románticos y bailables, y del inmortal tema “Un Año Más”, en ritmo de cumbia, los músicos del Orfeón Municipal “Los Mena” junto a los miembros de la Agrupación Cultural de Artistas de la Música de Coquimbo, Acam, ayer conmemoraron con gran jolgorio en el Cementerio Municipal de calle San Miguel el quinto aniversario de la partida del prolífico compositor y pianista porteño, Emiliano Hernán Gallardo Pavez, que falleció a la edad de 85 años el 7 de julio de 2013, dejando un legado de más de dos mil temas, cerca de 500 poemas y dos novelas.
Rebeca Lira, cantante y conductora radial, presidenta de Acam, manifestó que tal y como lo habría querido don Hernán, lo recordaron con una verdadera “fiesta”, tradición que año a año se repite en vista del gran cariño que los músicos y artistas de Coquimbo sienten por el desaparecido maestro.
“Estamos contentos porque gracias a Dios siempre nos reunimos gran parte de los artistas que fueron amigos de Hernán, los que siguen con nosotros realizando este recuerdo musical, también agradezco a Los Mena por hacerse presente en esta oportunidad ya que ellos por ser 100 por ciento una tradición coquimbana dan realce a este homenaje que Hernán se merecía ya que, por una u otra razón, fue una persona solitaria y si bien lo rodeaban amigos, los más cercanos fueron unos pocos, pero los que estamos acá seguiremos acompañándolo siempre en su aniversario”.
Es así que destaco a los artistas de Acam que nuevamente quisieron dedicarle una canción y su arte a “El Flaquito” Gallardo, como lo llamaban con cariño sus cercanos, “estamos alegres porque acá vienen los verdaderos amigos como Norman Ponce, Patricia Peña, Rosita Leiva, Luis Armando Martínez y tantos otros que tienen que estar en las buenas y en las malas, porque al “Flaquito”, debemos agradecerle mucho porque en los años 60 y 70 no había música envasada, sino que un cantante debía ser acompañado por músicos, y allí siempre estaba al piano Hernán Gallardo y él nos enseñó técnica musical, a interpretar y a desplazarnos en el escenario”.
En el mismo tenor el gran cantante coquimbano Norman Ponce expresó que es un honor participar de forma ininterrumpida de la ceremonia que recuerda la imagen y trayectoria de don Hernán, “es un deber venir a cantarle a nuestro gran amigo en el aniversario de su fallecimiento, tal como lo hemos hecho desde el primer año, y es una gran emoción hacerlo con otros amigos músicos y cantantes, y lo recordamos cantando “Un Año Más” con “Los Mena”, y sus otros grandes éxitos como “Cartero del amor”, “Soledad” “¿Qué sería?”, que son temas románticos y otros bailables y ahora presenté una canción que hice como un demo, con ritmo de cumbia, llamado “Regalón”, y ahora lo actualizamos y lo cantamos para él y quedó muy bonito”.

Idea de preservar el legado

Al preguntar por la situación del legado de obras del compositor, para el conocimiento de las actuales generaciones, Rebeca Lira manifestó que si bien hay material que está en buenas manos ocurrió una situación que no comparte, “sabemos que es importante preservar el trabajo de Hernán y por ejemplo, nuestro amigo Luis Armando Martínez tiene la partitura original de “Un Año Más”, que se la regaló una vez que quiso cambiarse de casa junto a otras cositas que son bien cuidadas por Luis, pero nadie sabe qué ocurrió con todo lo demás, entonces aquí hubo una persona que en los últimos años se hizo amigo de Hernán, que es un abogado que hizo trámites para ayudarlo y cuando el “Flaquito” falleció, la asistente social del municipio que vio su caso, no supo más de esa persona y de sus cosas y es una lástima porque él tenía la idea de crear un espacio para enseñar música a niños de escasos recursos, y su obras hubieran ayudado a eso”.
Por su parte Martínez también comparte la idea de crear un recinto de enseñanza y de exhibición no solo de la obra de Gallardo sino que de todos los artistas históricos de la comuna, “primero quiero decir que estamos felices de poder homenajear a Hernán, cantando parte de las canciones que compuso que son como 2 mil como “Un año Más” ha recorrido el mundo y se toca en todas las fiestas de Chile. Acá hay una deuda con Hernán y ojalá las autoridades partiendo por el municipio consideren la posibilidad de construir un museo para exhibir lo que queda del trabajo de Hernán y de los artistas regionales para dar a conocer por ejemplo sus grabaciones que se están perdiendo. Así, por ejemplo, la partitura de “Un Año Más” que tengo en mi poder la podría entregar sin problema para que sea exhibida en ese museo, por eso, repito, ojalá las autoridades consideren esta idea”.

 

Hernán Gallardo nació en Coquimbo el 15 de mayo de 1928, sus padres fueron Emiliano Gallardo Ansieta y Lucinda Esther Pavez Rojas, los que desde pequeño le inculcaron el amor por la música. A los 8 años fue parte del elenco de niños cantantes de un programa infantil de la radioemisora Coquimbo R.A. 96, «La Voz del Norte», también conocida en esa época como «Guardiamarina Ernesto Riquelme» y que más adelante pasó a llamarse «Radio Riquelme».
Admirador acérrimo del director de orquesta español Xavier Cugat, el compositor hizo de la música su oficio como pianista en diversos espacios bohemios, desde casinos y boites hasta radios en Coquimbo y Santiago. A la capital llegó en la década del ’50, y a partir del contacto con el entonces director de radio Minería, Raúl Matas, logró un contrato por tres años que lo animó incluso a formar su propio conjunto vocal, Quinteto del Mar.
Durante las décadas del ’70 y el ’80 la itinerante carrera del compositor lo llevó por temporadas a trabajar entre Coquimbo y Santiago, como «fantasista» en piano y compositor incansable. Fue en ese período que «Un Año Más», compuesto en honor a su padre fallecido en 1964, pasó a convertirse en himno popular festivo por excelencia.
Las primeras interpretaciones del tema que fue compuesta originalmente como una balada, corresponden a una grabación de prueba inédita (1975) del grupo Los Makalunga y a los LPs «Cumbias Güenonas» (1977), de Los Viking’s 5, hasta que la Sonora Palacios (1980), en la voz del cantante Tommy Rey la hizo nacionalmente reconocida.

Comparte esta noticia

Google1GoogleRSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *