Preocupantes cifras en cuenta anual del Hospital de Vicuña

0
8

1La necesidad que la comuna de Vicuña cuente con un nuevo hospital se vislumbra cada año con más fuerza debido al aumento de las atenciones y gastos que realiza el hospital local debido al aumento de sus habitantes y de la población flotante (turistas y temporeros), además del surgimiento de mayores patologías. Así se desprende de la cuenta anual que rindió ayer lunes el director del Hospital de Vicuña, doctor Jorge Espinoza Rojas, ante autoridades locales y dirigentes vecinales.

Por ejemplo las atenciones en el servicio de urgencia de 31.457 el año 2012 a 35.270 en el 2013, con un promedio de 97 atenciones diarias. Dichas atenciones se desglosan en 30.219 de los médicos, 4.524 de los paramédicos y 527 de las matronas. La ocupación de las camas (hospitalización) aumentó del 41,2% al 47,8%; y además aumentó la estadía con un promedio de 3,7 días por paciente. Las cirugías menores aumentaron de 623 el 2012 a 686 el 2013; los exámenes de laboratorio se incrementaron de 121.620 el año 2012 a 139.323 el año pasado; la toma de radiografías creció de 5.599 el 2012 a 8.005 el año 2013; y las atenciones en salud mental subieron a 740 (en el 2012 hubo 512 atenciones).

Dos de los indicadores que más preocupan son los traslados y los fármacos. En el primer punto los traslados se incrementaron de 5.864 el año 2012 a 6.344 el año pasado, lo que redunda en un gastó más vertiginoso de las tres ambulancias con que cuenta este recinto asistencial y que ya tienen un kilometraje excesivo.

El Gobierno de Sebastián Piñera prometió dos ambulancias nuevas durante el año pasado, pero nunca llegaron.

Esto significa que el hospital debió endeudarse porque se pasó el presupuesto de $197.000.000  a  $ 229.254.016. De hecho este presupuesto es casi el 50% del ítem de bienes y servicios. Una de las razones de este incremento es el aumento de los pacientes atendidos en la sección de farmacia: de 79.814 el año 2012 a 90.095 durante el año pasado (un 13% más). Y a este problema de una mayor demanda de fármacos se agrega el incumplimiento de la Central Nacional de Abastecimiento del Ministerio de Salud (CENABAST), que durante el año pasado llegó al 14%. En algunos meses el incumplimiento alcanzó el 41%, como en el mes de abril.

Avances y desafíos 

Por otra parte durante el año pasado el Hospital de Vicuña experimentó un importante avance en infraestructura. Por ejemplo se instalaron cortinas intrahospitalarias, mobiliario en el laboratorio, cambio de la red húmeda, instalación de repisas en la farmacia, obras menores en la central de alimentación, instalación de secador en sala de esterilización, reposición del estanque de combustible para la caldera, habilitación de bodegas de residuos, adquisición mediante comodato de un detector de venas y dos bombas de infusión. Además el Servicio de Salud entregó un equipo de telemedicina que estará en operaciones durante el segundo semestre del presente año.

Las prioridades en cuanto a infraestructura durante el presente año para este recinto hospitalario son tres: la reposición de las tres ambulancias (dos aún están pendientes desde el año pasado), reposición del servicio de urgencia y de las salas IRA y ERA (en proceso de licitación) y reposición del monitor cardiofetal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre