Presidente de Fedefruta: «El Gobierno a veces tiene otras prioridades que no son necesariamente la agricultura»

0
17

ACTUALIDAD6Señaló que las principales debilidades del sector, que están siendo afectadas directamente el precio del dólar, los escasez de agua y el alto costo de producción, pasan según Allendes porque al no tener agua el productor no produce ni la cantidad ni la calidad para ser rentable en sus campos. «La debilidad es que no hay agua suficiente para que cada agricultor riegue lo que debe regar para producir los kilos necesarios y la calidad necesaria para que su campo sea rentable».

Agregó que llevan varios años con este tema insistiéndoles a las autoridades que los mayores perjudicados son los agricultores con el actual escenario, porque son los únicos productores que no pueden cambiar las fechas de producción en sus campos. «Por ejemplo una cosecha de uva debe hacerse en febrero, marzo o abril pero una fábrica de zapatos puede adaptarse, pero las fechas de cosecha están determinadas y están determinadas por el clima».

Añadió que uno de la solicitud para bajar o disminuir el cobro por hora punta a las eléctricas no es nuevo y que se lleva más de tres años solicitando una postura más flexible por parte de las generadoras. «Ahí hay una polémica importante, porque las eléctricas son muy poderosas y no hemos logrado lo que solicitamos, menos en tiempo de sequía donde las eléctricas señalan que están produciendo a costos muy altos, por lo tanto, si hacen estas concesiones perderían aún más. No es el momento más fácil, si lo podría ser un año que tuviéramos abundantes lluvias».

Sin embargo, a pesar de esta negativa y de una intervención más decidida del Ejecutivo y de los parlamentarios para modificar las normas eléctricas, Allendes manifestó que durante estos últimos días la industria agrícola respira tranquila. «Estamos contentos porque ha ido subiendo. Nosotros hace tiempo veíamos que si la minería bajaba su precio subiría la divisa. Hoy el cobre bajó fuertemente con lo que el dólar subió, pero todavía no estamos cerca de lo que necesitamos. Si bien estamos con un buen precio de $515 por dólar lo óptimo es un piso de $570 para que nuestro negocio se afirme, pero claramente estamos mejor que el año pasado cuando estuvimos a $470 por dólar».

 Allendes afirmó que «el Gobierno siempre tiene voluntad, pero a veces tiene otras prioridades que no son necesariamente la agricultura», añadió que acá hay un tema más profundo, «los Gobiernos deberían tener una política de Estado hacia la agricultura más firme, donde debiéramos estar preocupados de tener más embalses. Aunque este Gobierno ha señalado que va a construir más embalses actualmente hay solo un embalse en construcción y los otros están solo en estudio. Nosotros queremos los embalses ahora, comenzándose a construir, queremos embalses luego, con eso se asegura el agua para el consumo humano y para la agricultura».

Sobre las expectativas que tienen el mercado exportador de la actual temporada y de la próxima, en el contexto que ya se registró una mayor falta de productos por una menor siembra, el representante de los exportadores sostuvo que «somos optimistas, porque aún no registramos pérdidas porque la temporada 2013-2014 aún no se cosecha y aún estamos analizando los datos de la temporada actual. Los agricultores somos optimistas, porque creemos que como se están parando otras actividades de la economía quizás tengamos menos problemas de mano de obra que el año pasado, si el dólar sigue subiendo será una ayuda para nosotros y los mercados internacionales siguen remontando».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre