Según autoridad, nueva norma sísmica no incidirá en precio de viviendas

0
6

actualidad_3A pocos días de conmemorarse el tercer aniversario del sismo de 8,8 grados Richter que azotó la zona centro – sur de Chile, está en plena vigencia la aplicación  de la Normativa de Urbanismo y Construcciones del Minvu  Decretos Supremos N° 60 y 61, que fija  exigencias de diseño y cálculo para el hormigón armado.

Se traduce en que se debe poner más enfierradura, lo que podría llevar a subir el valor de las construcciones, pero la autoridad del Minvu no lo ve así.

El asesor del Minvu, Eduardo Contreras, estima que los mayores costos para cumplir la norma no se traspasarían al usuario.

«Se ha calculado que podría haber un alza de 20% en el precio del acero, sin embargo si ello lo llevamos al costo final del proyecto, sólo representa un 2% ó 3% del valor de la obra y tan sólo un 1% del precio final de la vivienda por lo que el costo sería marginal», explicó.

El gremio constructor ve con buenos ojos la implementación de la norma. «Chile es un país sísmico, por lo que debemos tomar las garantías del caso y de nuestra parte será realizar sondajes que permitan tener edificaciones de clase mundial», expresó el presidente de la Comisión de Infraestructura de la Delegación La Serena de la CChC, Sergio Quilodrán.

Esta reglamentación es válida para el área residencial, como también para otro tipo de estructuras.

«Queremos que todos los lugares sean más seguros, para ello esta normativa se hará extensiva a los edificios de oficina, hospitales y colegios», agregó el seremi de Vivienda y Urbanismo, Fernando Herman.

En cuanto a obras de pavimentación como puentes, carreteras y vías estructurantes, se dirimen por normas distintas, las que las trabaja el Minvu, para aumentar las condicionantes de seguridad y calidad de las faenas.

El nuevo reglamentos fija una nueva clasificación de los suelos.

El experto Pablo Guendelman hizo notar que gran parte del colapso de los edificios en el 27F se produjeron por una errónea caracterización de los terrenos.

«Ahora hay rangos intermedios que permitirán asimilar la concordancia con un suelo calificado para construir, lo que hace de esta apuesta una faceta fundamental para evitar situaciones tan críticas como el derrumbe de edificios», explicó el prestigioso profesional.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre