SII facilitará reconstitución de contabilidades perdidas en el 16S

0
52

8Mediante gestiones de los 300 pequeños y medianos empresarios del barrio Baquedano Peñuelas y Tongoy de la común de Coquimbo, afectados por el terremoto y tsunami del 16 de septiembre del 2015 y gracias al apoyo de la Cámara de Comercio Turismo local, el Servicio de Impuestos Internos, SII, desistió de solicitarles al reconstitución de documentos contables perdidos durante la catástrofe, por lo que la entidad utilizará registros de respaldo propios, para permitirles realizar la tributación de este año.
De esta forma, los empresarios no quedarán expuestos a la multa de 10 UTM, equivalentes a casi $500 mil.
Fernando Guzmán, Secretario de la Cámaras de Comercio del puerto, dijo que la resolución del SII es un logro obtenido mediante un trabajo mancomunado de los 300 locatarios y la institución que representa, «en primer lugar quiero agradecer a Diario LA REGION, también, por haber dado el correspondiente énfasis a este caso ya que así lo ameritaba, porque la petición era bastante insólita por decirlo de forma diplomática, ya que no se entendía porque se pedían documentos perdidos por un grave desastre de la naturaleza, una verdadera razón de fuerza mayor».
En ese sentido Guzmán, recordó que muchos de los afectados, no solo perdieron la documentación, sino que sus locales e infraestructura total, en muchos casos, situación que aparentemente no fue considerada por el SII.
«La respuesta que ahora se dio, debió ser la que debió primar en un inicio,para que nuestra gente pagara los impuestos, porque días después del 16S, llegaron las autoridades a terreno, desde la Presidenta Bachelet pasando por Ministros y jefes de servicios, a brindar solución a todos los damnificados, los que siempre dijeron que iban a tener un trato preferente para que recuperar sus casas o sus comercios, para tener todas facilidades para la reconstrucción, pero el SII, parece que no estaba entendiendo eso».
Sobre las gestiones de la Cámara, el Secretario indicó que habían recurrido a Rafael Cumsille, presidente nacional del Comercio Detallista, para que solicitara una cita con la dirección nacional del SII y con representantes del Ministerio de Hacienda, para tratar de revertir en el nivel central, la decisión del SII de nuestra región, «la oportuna reacción de los afectados que impugnaron la petición desde un inicio, permitió revertir esto junto a nuestra disposición por llegar a las esferas más altas para solucionar esto y asi pudimos revertir este problema que se venía muy fuerte, y ahora nos queda citar para la próxima semana, a una reunión a los comerciantes de Baquedano, Peñuelas y Tongoy, para explicarles que es lo que viene por delante y despejar cualquier duda que tengan».

Junto con comunicar a nuestro medio la alegría de los 300 comerciantes que representa por el logro que obtuvieron, el abogado Jairo Muñoz quelos representa, refirió que el meollo del caso era algo tan simple como aplicar empatía.
«Acá no era que alguien no quisiera pagar impuestos, porque eso nunca estuvo en discusión sino que al pedirse la reconstitución total de los libros de contabilidad y facturas, era algo imposible tras el 16S, y era lo que el SII, comunicó en cartas que envió a los afectados, con amenazas de multas de 10 UTM, casi medio millón de pesos y acá lo que se pedía, era que la autoridad se pusiera en el lugar de ellos, porque muchos perdieron su negocio y hasta su casa entera, y además que su mayor preocupación era salvar su vida y parte de su negocio, antes que preocuparse de documentos contables».
Muñoz, también explicó el procedimiento que ahora implementará el SII, para que realicen la tramitación para efectuar la tributación correspondiente al 2016, lo que implica el uso de la documentación contable desde la fecha posterior al terremoto y tsunami en adelante.
«Llegamos a un buen acuerdo tras reunirnos con los representantes directivos del SII, es así que se exigirá la reconstitución de los libros sólo en base a la información que consta en el SII, de acuerdo a los mismos lineamientos que da para este tipo de casos fortuitos. Eso era lo que se pedía en un principio, evitando que se cursen multas. Ahora se van a reconstituir en especial el libro de compraventa para rellenar el Formulario 29 y a los 300 comerciantes, les vamos a dar instrucciones para los trámites, en la reunión del próximo miércoles en la feria Frutos del Norte. Entonces, en resumen, de toda la información que se perdió, desde septiembre del 2015 hacia atrás, sólo se va a tomar en cuenta los tres últimos períodos existentes y la exigencia para el 2013 hacia atrás, ya no corre».
Por otra parte, el profesional llamó a crear un marco legal específico para este tipo de casos, «a mi juicio, hay un vacío legal y espero que los parlamentarios de nuestra zona, ojalá no dejen pasar esta oportunidad para zanjar este tipo de pérdidas fortuitas. Porque el Código Tributario, no se pone, digamos, en el papel de los afectados, ya que si se pierde una factura está bien se puede respaldar. Pero cuando una persona pierde todo el negocio, no se pone es su lugar. Entonces se deben dar períodos más amplios para denunciar la pérdida también, que es de 48 horas en la actualidad, cuando acá con el terremoto y tsunami, la gente estaba más pendiente de sus familias y de su integridad, por sobre preocuparse de denunciar la pérdida de un libro y facturas»

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre