No solo de San Juan y Córdoba, hasta de Casilda vienen turistas argentinos

0
4

7Las vacaciones para los argetinos son sgadas. Ni la inflación en su país ni la distancia les bajonean con tal de estar unos días en la costa, cualquiera que sea, pero si es del lado chileno, con arenas limpias y sobre todo buen clima, tanto mejor. Es que es que por muy acostumbrados que estén a cualquiera molestan los 42 grdos de calor que hubo ayer en San Juan.
Otros vienen de un poco más Lejos. José Baccigalupo, viajó de Casilda, cerca de Santa Fe, haciendo casi 1.300 kilómetros «nada mas que para respirar aire fresco y bueno, claro, también comer mariscos frescos».. Su primera compra sería de repuestos para su carro. Eligió Carmona y Cia.
Como él, miles de argentinos llegan en familia aun en febrero, rompiendo la estacionalidad que antes se daba solo hasta la primera quincena de enero y luego era el turno de los chilenos.

Este lunes se vieron de nuevo numerosos turistas trasandinos en filas en las casas de cambios, con la finalidad de cambiar dinero y poder disfrutar de una tarde agradable que mezcla comercio y playas. Es que también les conviene comprar en Chile, aun pagando impuestos de importación.
Cristiano Juan Pablo llegó el domingo de Santiago del Estero, a 1.068 km de La Serena, distancia mayor al recorrido entre el mismo punto y Asunción de Paraguay (924 km).
«Bueno acá todo es muy lindo. Recién estamos conociendo, ahora vamos a ir a la playa, para descansar y pasar el día. Allá en Santiago del Estero es muy caluroso, sobre 40°C y además es muy árido», manifestó Alejandra Dalovio, que visita La Serena junto a Cristiano y su bebé.
Consiguieron hospedaje a una cuadra de la Avenida del Mar, por lo que sólo desean disfrutar por una semana del buen clima, las playas y la tranquilidad que ofrece la Región de Coquimbo.
Justo Ortiz viene de Córdoba, hizo un recorrido a lo largo de 1.070 km, que se traducen en 17 horas de viaje por tierra. «Hemos decidido venir a La Serena porque es muy lindo y mucho más fresco. Bueno, aparte por el hecho de poder comprar cosas que nos siguen conviniendo».
Es acompañado por su grupo familiar, con quienes pretende vivir la experiencia de conocer Isla Damas.
Para otros de ciudades más cercanas a nuestra región, venir a La Serena o Coquimbo ya pertenece a una costumbre. Entre San Juan y La Serena son 500 kms, unas 8 horas.
Daniel Meneses viene junto a su familia desde hace 30 años. «Esto ha crecido muchísimo. En ese tiempo estaba El Faro y Peñuelas como playas, y nada más. Después apareció Cuatro Esquinas y la Avenida del Mar. Ahora ves edificios por todos lados, se puso mucho más turístico, incluso ahora tenemos que hacer filas para cambiar», rememora, entre risas, mientras espera junto a su esposa cambiar dinero.
Desde Mendoza viene a vacacionar como todos los años Sandra Portas con su marido. «Una semanita para tener unos días de descanso. Siempre vamos primero a Viña y después venimos para La Serena, porque acá es muy lindo», señala la trasandina, quien recorre 401 km desde su ciudad hasta Viña del Mar y, desde ahí a la capital de IV región, otros 413 km por la Ruta 5 Norte.
En la fila ante la casa de cambios en el caracol Colonial de calle Balmaceda, en el centro de La Serena, escuchamos a quienes dicen venir de Mendoza e incluso del gran Buenos Aires,
Muchos lo hacen por primera vez. Casi todos en familia o en grupos. Confiensan que ekl cambio les favorece, pero tmabién elogian la estabilidad económica y la amablidad que encuentran en Chile.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre