«Somos un país minero, no tenemos otra cosa de qué vivir»

0
10

7La agricultura y la minería son dos de los pilares económicos más importantes en la región. Desde hace un tiempo este último ha ido a la baja en la actividad y esto se ha visto reflejado en el cese de producción de la minera Dayton de Andacollo, el recurso de protección interpuesto por los vecinos de la Estancia Tambillo y Villa El Bosque para impedir que la Minera Florida de Panulcillo amplíe sus relaves y también a tres años de conflicto, la empresa china Co presentó al Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) su desistimiento de la Ampliación del Proyecto Minero Pejerreyes.
Ante este escenario, hoy a las 11:00 de la mañana en dependencias del Teatro Municipal de Ovalle, el Ministro de Minería, Baldo Prokurica entregará su Cuenta Pública Nacional 2017, donde expondrá lo realizado por el Ministerio hasta la fecha y los desafíos que tiene la cartera de cara al futuro en el país.
Carlos Castillo, presidente de la Asociación Gremial Minera de La Serena, conversó con LA REGIÓN para analizar el presente y futuro de la minería.
¿Cómo se ve el escenario de la minería en la región?
«Lo veo con alguna preocupación pero sí con optimismo porque Dayton, Pejerreyes han sido procesos mineros que han tenido que parar por diferentes razones, sabemos que esto no es de hoy en día, son proyectos que estaban hace 1 ó 2 años con decisiones de paralización, con síndicos y problemas puntuales de caja. Después de haber estado en el consejo general de Sonami y haber escuchado al ministro, estoy lleno de optimismo, creo que se vienen aperturas importantes de proyectos y a la vez se viene una reactivación y una activación de los permisos, que es el gran bloqueo que actualmente tiene el industrial, tanto el pequeño como el mediano, los trámites para poder instalar una faena son de dos a tres meses y eso hace inviable cualquier proyecto».
¿El panorama minero en el mediano y corto plazo cómo lo visualiza?
«En la región lo veo bien, porque con esas nuevas reglas más claras que está implementando la autoridad cuando asume, permite un desarrollo, pero siempre y cuando acompañen los commodities, que el cobre se mantenga sobre 3 dólares y el oro esté sobre los 1.200 pesos la onza, eso permite un desarrollo minero, hay que tener reglas claras, pero ágiles, vale decir que un permiso que antes se demoraba 3 ó 4 meses, ahora con todos los ingenieros que tiene Sernageomin se puede hacer en una semana, no es una locura pensar eso».

¿Estos plazos tan largos se deben a su juicio?
«Tenían que ver con la paranoia que produjo el caso de los 33 mineros, querer cumplir y poner a la minería como ejemplo de contaminación, de accidentabilidad, es un gravísimo error, la minería tiene el más bajo índice de accidentes de todos los estamentos productivos del país y el efecto contaminante no es tal, hoy se ven a los mineros en las faenas con todo lo solicitado, son pequeñas cosas, pero las tienen bien hechas, como los baños, el lugar para la basura. Además, por ejemplo la mina subterránea interviene poco la superficie… Tengo fe que mis viejos mineros se van a reactivar y además que somos un país minero, no tenemos otra cosa de qué vivir, tenemos que ponernos a tono con las actuales exigencias».
¿Cómo ve la situación en Andacollo?
«Es más preocupante, si bien no es mi jurisdicción gremial, tengo muchas amistades con sus dirigentes y si veo en ellos una posibilidad de entendimiento, Teck ha hecho un muy buen trabajo en orden a mantener un constante diálogo con la comunidad y eso es positivo, lo veo con optimismo, también Dayton está entrando en un proceso de negociación y se están visualizando algunos inversionistas que probablemente pongan en reactivación este proyecto, esto sería muy interesante».
¿Cómo va el proceso eleccionario de la Asociación Minera?
«El 29 de este mes sabremos si se vota la directiva para ver si continuamos los que estamos o si hay una renovación. Tenemos fe que podemos continuar porque aquí se aplica la democracia, de lo contrario en cualquier vereda que estemos ya sea como productor minero o como contratista seguiremos trabajando».
¿Siente que el proyecto Dominga ha repercutido en la imagen de la minería?
«Si ha repercutido, pero de Dominga tengo una apreciación personal y otra técnica, a nivel personal, aparte del cargo que ocupo también soy empresario minero, he desarrollado mi trabajo en La Higuera donde he visto una falta de desarrollo y una pobreza de muchos años, estoy circulando en la zona del año 78, creo que Dominga era un gran proyecto, pero lamentablemente tuvo una mala presentación, hay que ser sincero, el proyecto cumple todos los requisitos que se requieren y levantaba una zona y la minería, pero también se hace exigible levantar más sus procesos y tienen que volver a hacerlo porque con seguridad es un proyecto que va a tener que ser aprobado, pero cumpliendo cabalmente todas las reglas que exigen, y si aun así por algún motivo se llegara a rechazar, sería lo más penoso que podría ocurrir porque está en una de las zonas de más alta pobreza del país y sin duda que un rechazo frenaría todos los proyectos que vienen más adelante».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre