Terminal Puerto Coquimbo presentó Declaración de Impacto Ambiental (DIA) de su proyecto de modernización del puerto

0
12

3El Terminal Puerto  Coquimbo (TPC) dio un importante paso en su plan modernizador con el ingreso a trámite de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) del proyecto de ampliación del terminal portuario, el que considera construir un tercer sitio de atraque, nuevas áreas de respaldo y una bodega con moderna tecnología.

La iniciativa -que forma parte de los compromisos asumidos en el marco de la concesión otorgada el año 2012- considera la construcción sin dragado de una explanada de 2,7 hectáreas que dará origen al nuevo sitio de atraque (Sitio 3), infraestructura que permitirá dar una respuesta eficiente a la creciente demanda de carga que se proyecta para los próximos años.

“El proyecto de modernización del Puerto de Coquimbo posicionará a la ciudad dentro de las principales rutas comerciales del país. Queremos que Coquimbo sea reconocida como Ciudad Puerto, orgullo de sus habitantes y una ciudad que quiere mejorar, desarrollarse y entregar una mejor calidad de vida”, explicó Rodrigo Trucco, gerente general de TPC.

El ejecutivo agregó que la importancia de esta ampliación radica también en que “el comercio internacional está exigiendo terminales portuarios más modernos y competitivos para buques de mayor envergadura, ya que ha aumentado la transferencia de carga en los últimos años, permitiendo, a su vez, que importantes ciudades del mundo hayan visto crecer su economía de la mano de la industria portuaria”.

Con una inversión de aproximadamente US$ 90 millones, el nuevo sitio de atraque tendrá una capacidad nominal de 1.800  toneladas/hora para el embarque de graneles minerales. Se espera que el proyecto entre en operaciones durante el año 2016.

Puerto multipropósito y sustentable

La ampliación del puerto permitirá atracar 3 buques a la vez, permitiendo aumentar la transferencia de carga de fruta, proyectos eólicos, carga granel y carga general. De esta forma, esta operación consolidará al Puerto de Coquimbo como un terminal multipropósito, satisfaciendo los requerimientos de sus distintos clientes.

Cabe recordar que esta es una segunda alternativa presentada por la empresa luego de generar un diálogo con la comunidad y escuchar sus planteamientos, decidiendo modificar el proyecto original por esta nueva iniciativa que no considera realizar un dragado o remoción de sedimentos desde el fondo marino. Además, TPC ha realizado estudios técnicos que determinan que las obras preservarán la flora y fauna marina.

La opción que finalmente se eligió fue la utilización de “columnas de grava”, es decir, relleno con material sólido que se inserta en el subsuelo y se fija usando tecnología avanzada, creando una estructura con una estabilidad normal y antisísmica, sin remover ni afectar el material orgánico del lugar, lo que permitirá proteger la actividad de pesca artesanal que se realiza en la zona.

Este nuevo proyecto también contempla la construcción de una bodega de 6.000 metros cuadrados para el almacenamiento de carga granel, infraestructura que contará con presión negativa, tecnología que evitará que las pequeñas partículas de polvo salgan al exterior.

El material que se almacene en la bodega será cargado en los buques mediante un nuevo cargador radial instalado sobre una estructura de rieles y será transportado vía una correa encapsulada de última tecnología que evitará que el material entre en contacto con el medio ambiente, permitiendo una operación sustentable y de respeto con el entorno.

El proyecto también incluye la reutilización de las áreas donde se encontraba el antiguo frigorífico, espacio de 10.000 metros cuadrados y que ahora se utilizará en operaciones portuarias.

TPC desde hace un tiempo está realizando una serie de jornadas informativas con juntas de vecinos, agrupaciones de pescadores artesanales y comunidad en general para entregar detalles de este proyecto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre