A plena luz del día asaltan y roban un Suzuki Grand Nomade a funcionaria del Poder Judicial

0
35

policial_1La joven profesional  salió ese día martes desde San Juan en demanda de la consulta médica donde sería atendida su tía, a quien llevó de pasajera. Lo hacía en su Suzuki Grand Nomade (4 puertas color negro patente BZ GJ 69 2009).

Eran las 17:20 horas cuando llegaron. Cumplido el trámite con el médico, a las 18:11 horas, abandonaban la consulta. Ella, entonces, desactivó la alarma para abordar su auto y ahí fue cuando escuchó el grito «¡ahora!».

Acto seguido siente correr a un  sujeto. Lo ve que se aproxima… Ella se introdujo rápidamente al auto, cerró la puerta, pero no alcanzó a poner el seguro porque el sujeto la forzaba desde afuera.

Luego aparecieron los otros dos sujetos y entonces el ataque fue sin compasión. Hubo intenso forcejeo. Finalmente abrieron la puerta del lado del conductor y atacaron a la joven víctima, mientras su tía ayudaba pidiendo auxilio.

Las agredieron sin compasión. A la conductora la tomaron del cuello, le golpearon el rostro. Ella, la conductora, gritó también insistentemente pidiendo auxilio, pero nadie salió en su ayuda, aun cuando esto ocurrió en una población. Calle Esmeralda, detrás del supermercado Santa Isabel cercano a la Ruta 5.

HUBO LUCHA

La víctima relata que fue tan brutal la agresión que hasta las sacaron a la fuerza del vehículo. Todo esto sin dejar de recibir golpes e insultos.

Ya en la calle, ella y su familiar, con dolor, rabia e impotencia, miraron cómo los tres sujetos jóvenes salían acelerando a todo dar. Recién entonces se asomaron algunos vecinos.

El Suzuki está avaluado en 9 millones de pesos. En el interior del vehículo iban además especies importantes para la víctima, quien aclara que nada estaba a la vista y por el contrario, siempre toma providencias para no tentar precisamente a los delincuentes.

LOS DETECTIVES Y CARABINEROS

Ocurrido el hecho, se llamó a Carabineros y la PDI. Un dato aleatorio es que un familiar directo de ella pertenece a las filas  de la Policía de Investigaciones. El plan de búsqueda se activó de inmediato.

Y como suele ocurrir, no falta el vecino o alguien que iba pasando o desde la distancia vio lo ocurrido y ha aportado importantes pistas que podrían ayudar a dar con el paradero de los delincuentes.

La víctima dice haber venido a diario LA REGIÓN a contar con detalles lo ocurrido, por una parte  para alertar a los vecinos,  en especial a los de Sindempart, porque éste no sería un hecho aislado; y por otro lado, porque obviamente pide a quien sepa algo del paradero de su jeep, que lo haga saber a las policías. Ella confía en que pudo ser abandonado o tal vez pudiera ser usado en algún hecho delictual. Ese vehículo, explica finalmente, además de servirle para su traslado al trabajo,  es una herramienta que se usa para el traslado del familiar enfermo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre