«Al final uno se aburre de la mala política»

0
187

Un amplio debate ocurrió ayer en la sesión del concejo municipal de Coquimbo, en el punto en tabla de la concejal Rosetta Paris, respecto a una situación de maltrato laboral que en el último tiempo estaría ocurriendo al interior del municipio.

Tales actos habrían afectado a funcionarios y a jefes de unidades, y a los mismos concejales. Paris, pidió que se investigue con más celeridad y se tomen medidas.
Al intervenir, el alcalde Marcelo Pereira repudió los posibles maltratos y señaló que siempre ha estado dispuesto a hacer sumarios en los casos denunciados. Expresó que él mismo ha sido víctima de comentarios mal intencionados en redes sociales.

«Yo siempre he tenido la convicción que en el municipio el buen trato es lo primordial. Debe ser cordial no solo entre funcionarios sino que con la ciudadanía también, ya que ellos, los ciudadanos, requieren nuestra asistencia y servicio».

Así, ante denuncias de maltrato, agregó, siempre he dispuesto sumarios con resultados. Yo escucho las dos partes, y hasta una tercera parte involucrada si es el caso. Estoy tranquilo, porque sigo los procesos correspondientes, y después de poner oído a este tipo denuncias yo me pongo a trabajar, y obviamente, como alcalde, tomaré las medidas correspondientes».

La autoridad recordó una crítica en contra de su gestión, expresada en las redes sociales por el concejal Fernando Viveros. Esto fue hace meses, cuando Pereira estaba con licencia médica.

El alcalde dio a conocer que manejaba antecedentes respecto a «presiones» de concejales hacia funcionarios para que laboren en las próximas campañas con miras a las elecciones municipales del 2020.

«Yo nunca he hecho un maltrato a nadie, y así puedo invitar a cualquiera que diga si lo he maltratado, y en relación con los funcionarios, yo siempre opto primero por conversar con ellos. Ahora hago un llamado para hacer política limpia, porque hay personas que se han tomado ciertas atribuciones, incluso he recibido información de funcionarios tal que existirían concejales -y lo generalizo para no hablar de un caso particular- que están amenazando a funcionarios a cambio que se unan a su campaña, porque si se niegan y ellos,los concejales, llegan ser electos, los van desvincular.

Ese no es el camino, yo mismo he recibido ataques de grupos en redes sociales, a los que les digo que mejor trabajemos por el bien de la comuna, con críticas que sean constructivas».

Respecto a las motivaciones que tendrían las personas que lo critican, el alcalde dijo que «algunos todavía no aceptan que en las elecciones del 2016 les gané en las urnas. De ellos no he visto nada constructivo, por lo que la comunidad se está dando cuenta que parece que hay una obsesión en enlodar mi gestión. Pero yo voy a seguir trabajando como corresponde, y ahora, que he disminuido mi peso, estoy mejor de salud, y con todas las ganas de laborar en terreno y concentrado en concretar obras en todo ámbito».

Por ese motivo, Pereira llamó a todos quienes tengan reparos respecto al desempeño de los trabajadores del municipio y sobre el quehacer municipal, que estampen las denuncias de rigor ante la Contraloría General de la República.

«Al final uno se aburre de la mala política, porque nuestra gente quiere ver hechos y acciones concretas. En redes sociales se puede hablar mucho, pero yo he tomado las decisiones correctas, aunque como ser humano he dicho y reconocido que me he equivocado, por eso, cualquier vecino que tenga duda sobre alguna situación debe concurrir a Contraloría. El camino no es llegar y hacer un video con una queja para subirlo a las redes».

Concejal Viveros refuta dichos del alcalde

El concejal Fernando Viveros indicó al alcalde que sí tiene fundamentos para ser crítico de la gestión. Aclaró también que al momento de hacer aquel reclamo en redes sociales, él no tenía conocimiento que el edil estaba con licencia médica.

«Tengo que decir que sí hay situaciones de maltrato en el municipio. Hay denuncias en la Oficina de la Mujer, en el Departamento de Cultura en la delegación de Tierras Blancas, y por eso pedimos las respectivas investigaciones. Ahora, si el alcalde tiene alguna prueba en mi contra que la exponga, para así poder explicar en qué contexto lo hice».

Respecto del tema de concejales que estarían presionando a funcionarios para que laboren por ellos en sus próxima campañas, Viveros invitó a los funcionarios que les haya ocurrido eso «que vayan a denunciar de forma inmediata a Contraloría o donde lo estimen. El alcalde hace una alusión general «a concejales»; bien, ahora yo soy el que le pide al alcalde que haga política limpia y no sucia, porque sí están ocurriendo maltratos hacia nuestros funcionarios, y si yo he tenido diferencias con el alcalde, es porque no me contesta teléfonos ni mensajes. Espero que se recuerde que cuando yo fui con 400 feriantes «Pulgas» a una reunión en la municipalidad a las 11:00 hrs., él a las 10:45 se retiró y nos dejó plantados. Fui agredido por funcionarios, me empujaron, y eso lo denuncié por escrito en un oficio, como debe ser. Al final, tras el sumario, me dicen que los funcionarios aludidos eran del régimen a honorarios, por lo que quedaban sobreseídos».
Tambien Viveros hizo ver que los recientes operativos médicos municipales «serían un símil de un uso de recursos municipales para una campaña política».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre