Cámara hiperbárica del Hospital de Coquimbo sigue sin ser habilitada

0
9

12Conocido el caso del buzo de Totoralillo Sur, Óscar Oyarzún, quien pereció en octubre pasado por el mal de presión,  tras ser llevado a ser tratado en la cámara hiperbárica de Viña del Mar y el del buzo de Tongoy Jaime Zambra, que el 19 de noviembre, sufrió complicaciones cuando laboraba, lo que le causó un fatal paro cardíaco en el Hospital San Pablo, hay inquietud por qué no se habilita la cámara hiperbárica del Hospital San Pablo.
Julio Jarpa, dirigente social de Coquimbo, recuerda que esa unidad tuvo costo financiado por el gobierno de $165 millones. Llegó a Coquimbo en 2011.
«La lucha que hemos dado como dirigente  junto a autoridades comunales partió con buscar concretar la normalización de nuestro hospital que ha resistido dos o tres terremotos”.
La cámara no ha podido entrar en operaciones debido a que el equipo «no tiene condiciones para funcionar».
«Según dijeron que había llegado en mal estado y con muchos problemas, y ahí está».
Habría un sumario andando. «Se habló de un primer sumario en los primeros años tras la llegada pero nadie supo qué pasó. Ahora que el tema ha vuelto a ser retomado por los gremios de buzos y pescadores supimos que se abrió otro sumario, sin saber tampoco la respuesta».
Jarpa dice que es necesario buscar financiamiento a nivel regional, «no hay que hacer tantos sumarios, lo que hay que hacer es buscar fondos, para tener la cámara operativo a más tardar el próximo año».
«Los buzos, principalmente los de gremios artesanales y además otras personas podrían ser tratados en la cámara por complicaciones de diabetes o por problemas circulatorios”.
Ojalá las autoridades hagan algo, antes que nosotros nos movilicemos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre