Candidato a concejal de RN en Coquimbo, apunta a fortalecer la actividad productiva

0
16

10Gracias al amplio conocimiento que tiene de las necesidades de la comunidad de Coquimbo en que nació, el abogado Jairo Muñoz Villalobos, ex alumno de la antigua  Escuela N° 101, actual  Cardenal Caro, de El Llano, decidió postularse como candidato a concejal del partido Renovación Nacional, RN, en las próximas elecciones municipales de octubre.
El profesional de la Universidad Central, casado, dos hijos, que también cursó estudios medios en el céntrico liceo porteño Diego Portales, otrora A-8, explicó a Diario LA REGIÓN parte de la propuesta programática que presentar al electorado, en que el acento estará en salud, seguridad y en especial en el fortalecimiento de la actividad productiva comunal ente otras temáticas.
«Tengo que decir que he escuchado que hay candidatos que quieren poner énfasis en la fiscalización de la gestión municipal y hay otros que están proponiendo ideas para mejorar el funcionamiento del municipio, pero yo creo que mi énfasis va a estar centrado en promover ideas de desarrollo para la comuna de Coquimbo para mejorar la ciudad y sus barrios».
Muñoz agregó que debido a su experiencia  como abogado y como integrante de diversas entidades sociales  que buscan el progreso de la comuna en diversas temáticas como el cuidado del patrimonio natural, también tiene propuestas para fortalecer el sistema de salud municipal y en seguridad, que son las principales falencias que los coquimbanos perciben en la actualidad, sumado a la falta de empleo y a la problemática de escasas ganancias y distintas dificultades que enfrenta el comercio local.
Ese tema a juicio de Muñoz es uno de los principales puntales del plan que desarrollará en caso de ser electo como concejal, en vista de la experiencia que tiene como gerente de la sociedad anónima Frutos del Norte, formada por los feriantes de Avenida Costanera los que ahora son accionistas.
«Tengo el agrado de liderar a los comerciantes de Frutos del Norte, con los que hicimos la transformación de sindicato a sociedad anónima que nos permitió cerrar un proyecto que permitió dotar al terreno de la sociedad con un moderno toldo adquirido en Alemania,  que mejoró las condiciones de nuestros socios y al público,  y ese ejemplo quiero aplicarlo con una política municipal específica de fomento y capacitación más fuerte, enfocada por ejemplo a pequeños emprendedores y a otros gremios como el de ferias de productos usados, a los que he escuchado decir que Frutos del Norte tiene grandes recursos, por eso surgió, pero la realidad es que se empezó desde abajo, cuando los socios comenzaron a juntar peso a peso para ser accionistas y llegar a tener todo lo que tienen ahora».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre