Colegio de Profesores de Coquimbo acusa nula respuesta del Servicio Local Puerto Cordillera a la pandemia

0
273

Desde el gremio docente cuentan que han pedido, por varias vías, un programa especial emocional para los profesores, suspensión de la evaluación docente e insumos de protección para los turnos éticos, sobre todo de los sectores rurales, pero no han tenido respuestas todavía del Servicio Local Puerto Cordillera.

Durante la próxima semana se cumplirán tres meses desde que se suspendieron las clases por la pandemia del Coronavirus, y de volver a las aulas ni hablar, menciona Tomás Alvarado, presidente comunal Coquimbo del Colegio de Profesores, quienes ven con especial cuidado la gestión que ha tenido durante este tiempo la entidad que está a cargo de la educación pública de Coquimbo, el Servicio Local Puerto Cordillera.

Cuenta que tuvieron una tele-reunión con Puerto Cordillera, en donde plantearon varios problemas locales, y que Ana Victoria Ahumada, directora ejecutiva del Servicio, les entregaría una respuesta, y a la fecha no ha pasado nada.

Dentro de los problemas que plantea el dirigente gremial, cuenta que está el bono de retiro de los profesores, que lo califica como urgente, «hay docentes que han firmado su solicitud de retiro el año 2016 y sin embargo el Ministerio de Educación los está tramitando más de tres años y planteamos que es algo denigrante para los profesores», señala.

Y agrega que «muchos de ellos han cumplido con todos los requisitos, incluso los documentos que pide el Ministerio de Educación, sin embargo, ahí están en estos momentos esperando que se les finiquite».

«El segundo tema, es que solicitamos al Servicio Local, junto con la Mutual de Seguridad, que queremos urgentemente un programa especial emocional para los profesores, y en consecuencia priorizar también a los alumnos en el currículo escolar que tienen ellos, en base al tema de las teleclases, para que se traspase esta información», añade.

Alvarado enfatiza en que en estos momentos les interesan tanto los contenidos y los aprendizajes de los alumnos, pero también el estrés que tienen muchos profesores con las clases remotas.

«Por lo que estamos pidiendo un programa de apoyo emocional que sea convincente con los programas nuestros de educación, con la Mutual de Seguridad, que debería andar velando por esto», señala.

Aparte, señala que están solicitando a la caja de compensación que los respectivos créditos que puedan tener los profesores puedan tener cuotas de gracia, «en un principio dijeron que sí, pero nosotros queremos que no hayan intereses o multas posteriores, por la emergencia», explica.

El cuarto tema que plantea Alvarado es la evaluación docente, «el Servicio Local de Educación, como sostenedor, está cumpliendo con esto, que significa inscribir a los profesores de acuerdo a los plazos, etc. Pero nosotros estamos también entregándoles a los profesores la posibilidad de que puedan inscribirse y solicitar la suspensión de esta evaluación docente una vez inscritos, una vez terminada la pandemia», sostiene.

Y enfatiza en que «hacer esto sería un camino bastante importante puesto que los profesores se verían desapegados de esta evaluación docente, que no tiene ninguna gracia… todo lo contrario».

«En este caso, el Servicio Local de Educación tiene plenas facultades y el derecho de solicitar al Ministerio de Educación, así como lo han hecho algunos alcaldes a lo largo de Chile, pedir la suspensión por este año de esta evaluación docente», comenta.

Elementos de seguridad
para turnos éticos

El presidente del gremio comenta también que han pedido materiales de seguridad y aseo, sobre todo en las escuelas rurales, ya que no cuentan con esos implementos.
«Cuando hay llamados a turno, ex turnos éticos, van los asistentes de la educación y se encuentran que no hay guantes, mascarillas o alcohol gel, les dicen que se comprarán los implementos pero no es así, incluso algunos directores han señalado que el Servicio debería premunir estos materiales de seguridad para atacar el Covid», señala.

El dirigente concluye con que «demás está decir que las clases remotas significan para los profesores un agobio laboral fuerte, hay algunos docentes que son exigidos por los equipos directivos para cumplir con bitácoras, planificaciones, revisión, entregar información semanal y los profesores están en esas condiciones…».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre