Con nuevas disposiciones aumentan rechazos en exámenes para conducir

0
7

12Luego de la modificación de las pruebas teóricas para la adquisición de licencias de conducir para acceder a las licencias Clases B y C, de acuerdo al Decreto 170 del Ministerio de Transportes a partir del 09 de Diciembre de 2012 se modificó el reglamento en que desde ahora se establece la obligación a los municipios que otorgan  licencias a través de la rendición de un test de manera computacional dejando de lado la memorización de las preguntas y respuestas como se hacía hasta esa fecha.

El examen teórico para las clases B y C consta actualmente de 35 preguntas, tres de las cuales tienen un doble valor y para su aprobación se exige un mínimo de 33 puntos de los 38 y las principales diferencias con el examen anterior se basan en que la base de datos que contiene las preguntas y su revisión se efectúan en línea por la CONASET y las preguntas se obtendrán de manera aleatoria desde una base de datos de más de 900 preguntas.

A partir del 16 de junio del 2013 se modificó el reglamento en donde desde ahora se establece para las clases profesionales (A1 y A2) la obligatoriedad de rendir exámenes teóricos computacionales administrados por el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, medida que comenzó a regir desde 16 de junio de 2013 y el examen teórico consta de 20 preguntas, de las cuales el 100% deben ser respondidas correctamente.

Principales Diferencias con Examen Anterior

La base de datos que contiene las preguntas y su revisión se efectúan en línea y las preguntas se obtendrán de una base de datos de más de 900 preguntas. Dejó de existir el cuestionario de 280 preguntas que los conductores se podían aprender de memoria y se reemplaza por libros de comprensión de lectura para clases profesionales, los que se pueden bajar desde Internet desde la página del CONASET.

Respecto de las modificaciones del examen práctico para obtener las licencias de tipo Clases B y C, a partir del 29 de noviembre de 2013 se implementó un nuevo examen práctico para la obtención de licencias clase B y C. Esta prueba debe durar un mínimo de 25 minutos, de los cuales 10 minutos corresponden a conducción libre y 15 minutos a conducción guiada. Se deben definir recorridos preestablecidos, entre los cuales el postulante debe elegir el de su preferencia para los primeros 15 minutos

Los examinadores deben realizar un curso de capacitación que otorga el Ministerio de Transportes que los habilita, para lo cual entrega una credencial que los identifica una vez aprobados los cursos. Se define por parte del Ministerio una clasificación de errores leves, graves y reprobatorios que estandariza la aplicación en todas las municipalidades del país.

Luis Alvear, Director (s) Transito de la municipalidad de La Serena, aclara que no existe obligatoriedad para que los usuarios tomen un curso previo en una Escuela de Conducir para acceder a la licencia de conducir. «No es obligatorio, salvo que se trate de un menor de 18 años de edad quien debe realizar un curso, además, debe conducir con un tutor hasta que cumpla los 18 años y contar con la autorización por parte de los padres».

Si bien no se tienen datos exactos de la cantidad de personas que han reprobado los exámenes teóricos, comentó que «el antiguo cuestionario permitía la memorización de las preguntas y se pasó a un libro en donde se generan 900 preguntas. Históricamente el rechazo de las licencias era cercano a un 3% y ahora estamos cercanos al 40%», esto se debe según Alvear que «ahora se mide más conocimiento, mayor aplicación y un análisis completo, este examen se enfoca en la parte práctica que ubican al conductor en la vía, esa es la ventaja, que se acerca más a la realidad».

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre