De tres puñaladas fue herido gendarme por interno colombiano

0
431

– Funcionario fue herido en el cuello y en la cabeza por un reo de alta peligrosidad.

– Hace meses que gendarmería había pedido el traslado por su mala conducta.

– El uniformado se encuentra fuera de peligro, pero internado en el hospital de La Serena

Cerca de las 16: 30 horas y cuando efectuaba el encierro de los internos en el módulo 31 -donde se ubican los internos de máxima seguridad- de la cárcel de Huachalalume, el sargento segundo de gendarmería, de iniciales E.R.A.D, fue agredido de manera violenta por un interno colombiano, que le propinó tres heridas cortopunzantes, provocándole heridas en su cuello y cabeza.

El funcionario se encuentra internado en el hospital de La Serena en observaciones y, aseguraron desde la institución, se encuentra fuera de riesgo vital, «pero si existe gravedad será trasladado al hospital Dipreca, en Santiago, en un avión ambulancia».

Jokan Garrido, secretario de la Asociación Nacional de Funcionarios Penitenciarios, ANFUP, comentó que si bien hasta el momento se desconocen los motivos de la violenta agresión de este interno detenido por robo, sí aseguró que «ya había agredido a otros internos y a funcionarios, puesto que es un reo de alta peligrosidad, y por lo mismo tiene muchas faltas al régimen interno».

Y justamente por las reiteradas agresiones y faltas, el dirigente asegura que «desde el 22 de agosto que se le pidió la salida por su mal comportamiento, su alta condena y por sus problemas con toda la población penal, ya que además se encuentra en un módulo aislado. Este documento se envió el 22 de agosto a Santiago y hasta el momento no hemos tenido ninguna respuesta. Se les manifestó que es un interno conflictivo, pero tuvo que ocurrir esta situación para que, quizás, puedan tomar en cuenta la situación y trasladarlo».

Garrido asegura que falta de experiencia en el gendarme no había, pues «lleva acá en Huachalalume cuatro años, pero de servicio cerca de 22 años, así que es un sargento que tiene sus años en gendarmería y bastante experiencia, puesto que también trabajó en Santiago y Valparaíso».

Para el dirigente no es un tema aislado al interior del centro penitenciario que ocurran estas situaciones, pues «en lo que va del año tenemos dos funcionarios heridos y el año pasado fueron siete. Sin embargo, desde el año pasado a la fecha tenemos a 38 funcionarios con amenazas de muerte, entonces eso es lo que ya no queremos que ocurra más».

Respecto a la situación del gremio, Garrido afirmó que «nosotros queremos dejar presente que en esta unidad y en la región, hace más de cuatro años, tenemos una falta muy grande de personal, debido a que en este penal trabaja un gendarme para cada 130 internos. Por tanto, esperamos que junto a la autoridad política se pueda intervenir y que puedan enviar a más funcionarios para poder subsanar la falta de personal que tenemos hoy en la región».

Y agrega que «tenemos turnos extenuantes, trabajando 40 días por un día de descanso, con colegas que llevan más de cinco años haciendo servicio de vigilancia en las garitas, y recién a los 20 días tienen un día de descanso, y si a eso le sumas lo que le pasó a nuestro colega hoy (ayer), de verdad que la situación es muy compleja. Insisto, los turnos son extenuantes y existe poca empatía con los funcionarios».

«Esperamos que Gendarmería ponga las denuncias correspondientes por esta agresión, y claro, no sabemos cómo será tipificado por los tribunales». Hoy tendrán una jornada de reflexion, dijo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre