Detectives capturan a traficantes en Coquimbo y Ovalle

0
9

Oportunos  llamados de denuncia de la comunidad, permitieron a la Policía de Investigaciones, PDI, «poner tras las rejas» a dos traficantes que poseían marihuana del tipo paraguaya  y pasta base de cocaína para la venta en Coquimbo y Ovalle.
En la ciudad puerto, un testigo en forma anónima llamó al fono 134 de la PDI,  dando cuenta que   un individuo en un departamento del sector El Llano estaba dedicado a  transar droga constantemente a adictos.
Este individuo fue identificado  por los detectives como M.A.M.L., de 37 años, comprobando mediante vigilancias discretas su forma de operar con sus compradores.
Continuando con el operativo y con autorización del fiscal de turno, un detective bajo la figura de agente revelador, adquirió a M.A.M.L. una dosis,  cuyo contenido, tras ser examinada, dio positivo a la presencia de cannabinoles.
Seguidamente con una orden de entrada y registro del Juzgado, la PDI ingresó a la vivienda del imputado quien poseía siete papelillos y uno envoltorio de papel de mayor tamaño, conocida como «empanada» en la jerga delictual, que  contenía 21,7 gramos de marihuana de la variedad «paraguaya»,
M.A.M.L., quien tenía 3 mil pesos de ganancia, fue arrestado por infracción a la ley 20.000 de drogas.

«El Chato»
quiso deshacerse
de las dosis
en el baño

Bajo la fachada de un local de tragamonedas de calle San Martín de Ovalle,  Eduard Franco Michea Lara, 24 años, alias «El Chato», vendía pasta base de cocaína, razón por la cual  fue denunciado a la PDI de la capital del Limarí mediante un llamado telefónico.
Los efectivos de la policía civil concurrieron al comercio, en que vieron a «El Chato», quien cuenta con causas pendientes con la justicia por tráfico y por amenazas, recibir dinero de un sujeto que lo acompañaba luego de entregar algo a otro hombre.
Esta persona fue sometida a control de detención en la calle, logrando incautarle tres envoltorios de papel que contenían  pasta base de cocaína, los cuales dijo haber adquirido en el local de juegos.
Rápidamente los detectives  llegaron al recinto, sorprendiendo a «El Chato» en el baño con sus manos mojadas, debido a que habría tratado de deshacerse de la ilícita sustancia arrojándola al baño.
A pesar de esto en sus ropas le fue ubicada la suma de 11 mil pesos fruto de sus transacciones y  otra dosis con «pasta», además en una habitación fue incautada una balanza digital.
En el Juzgado de Garantía ovallino, el imputado tuvo su formalización de investigación por tráfico de drogas en pequeñas cantidades por la fiscalía que en virtud a su reincidencia pidió al Tribunal la medida cautelar de prisión preventiva.
Esta solicitud fue acogida por el Juez Luis Muñoz, motivo por el cual «El Chato» esperará durante 90 días en el penal local, el cierre de investigación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre