Don Francisco hizo directo llamado a empresarios de la zona para que apoyen siempre obra de la Teletón

0
105

En la Quebrada del Ají, en calle Guacolda, sector Pampilla, se emplaza el terreno de cinco mil metros cuadrados donde ayer comenzó oficialmente la construcción del centro de Rehabilitación Teleton, de Coquimbo.

El presupuesto de la obra -aporte estatal- es sobre los $ 7.100 millones, mientras el Municipio de Coquimbo hizo el aporte del terreno.

Don Francisco expresó a nombre de Teletón y sus usuarios una gran satisfacción por concretar el inicio del nuevo centro, que reemplazará al anterior del barrio Baquedano en Coquimbo, el cual sufrió pérdida total con el terremoto y tsunami del 16 de septiembre del 2015.

El animador destacó la rápida reposición con medidas de emergencia, para continuar con las terapias a los niños y jóvenes a tan solo tres semanas de haber ocurrido ese embate de la naturaleza. Para ello se contó con la ayuda de la Universidad Pedro de Valdivia, sede La Serena.

«El 2015 se destruye el instituto, y lo más fácil sería decir: ¿Por qué lo construyeron ahí y no en otra parte?, ¿Por qué la Teletón no hizo un estudio?, ¿Por qué el Ministerio de Obras Público no hizo lo mismo?, o ¿Por qué no sabían que esa zona era de inundabilidad?… y en realidad todos cometemos errores, porque una sola vez en la historia moderna del país, el 8 de septiembre de 1922, había ocurrido un tsunami… Pero aún así, a la fecha hemos podido atender a más de 3.000 pacientes, pero me quedo con lo realmente importante, porque desde ese día de la tragedia recibimos llamados de universidades, empresas, autoridades de todos los niveles, de colegios, que nos ofrecieron colaboración o un espacio para que la rehabilitación no se detuviera, y fue Fernando Díaz, vicerrector de la Universidad Pedro de Valdivia, quien nos cedió un terreno donde poder trabajar».

Recordó que el vicerrector no sólo cedió un terreno, «nos abrió las puertas de las facultades de la salud, y no nos cobró un peso de luz, de agua o de gas, simplemente nos dijo continúen con la rehabilitación, y así lo pudimos hacer después de tres semanas sin poder trabajar con los niños luego del terremoto y tsunami».

Más adelante se dirigió al Ministro Fontaine, para hablar de la gran necesidad de contar con mayor asistencia del Estado.

El Secretario de Estado reafirmó el compromiso del gobierno de tener terminada esta sede a fines del próximo año.

Cada año ingresan 3.000 nuevos pacientes a la Teletón. Es una obra única, de 40 años de vida, que demanda juntar sobre $ 35 mil millones con aporte de todos los chilenos.
La Intendenta Lucía Pinto dijo estar contenta, porque «nos pudimos poner de pie para esta nueva obra».

A su vez, el alcalde de la comuna de Coquimbo, Marcelo Pereira, quien se acompañó de Carmen Madariaga, traductora de lengua de señas, comenzó entregando a Don Francisco una chapita con el logo municipal.

«Una infraestructura que no tiene el corazón, es eso solamente, una infraestructura. Acá en cambio, la Teletón tiene corazón, tiene ternura, tiene compromiso…», dijo en parte de sus emotivas palabras. Luego anunció varios proyectos de inclusión. «Este municipio es el que ha dado más oportunidades a discapacitados para ofrecerles empleo».

Mario Kreutzberger, Don Francisco, y el Ministro de Obras Públicas, Juan Andrés Fontaine, estuvieron con otras numerosas autoridades de la zona en la colocación de la primera piedra para el nuevo edificio TELETON que se construirá en Coquimbo.

«Para tener un magnífico instituto se necesita mucho más… lo tenemos que instalar y financiar todos los meses, y acá hay grandes empresas pesqueras que hoy no están presentes, aquí hay grandes empresas mineras que no están presentes, hay importantes empresarios de la zona que no están presentes, además necesitamos que Fonasa nos entregue lo que nos corresponde, porque nos entrega menos de lo que debería correspondernos», dijo en parte el creador de esta obra dedicada a rehabilitar personas con discapacidades físicas.

Son 30 mil pacientes que atiende la Fundación a lo largo del país. «Hoy sólo podemos atender a los jóvenes hasta los 24 años a pesar que tenemos infraestructura para seguir con el proceso con ellos, pero para eso necesitamos más recursos del Estado, como también necesitamos la filantropía de la gente, y necesitamos que se dé eso en Coquimbo, para que sea un ejemplo de colaboración empresarial», afirmó el gran animador.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre